Foto: Tomada de Internet
Aureliano Guzmán vivió a la sombra de su famoso hermano, pero ahora se suma a la lista de quienes buscan llenar el espacio que dejó vacante el líder del Cártel del Sinaloa

Tras la caída del máximo líder de la organización criminal, autoridades mexicanas señalaron a Dámaso López Núñez, "El Licenciado", como el sucesor de Joaquín Guzmán Loera.

Los herederos del imperio criminal de "El Chapo" también fueron anotados en la lista: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, "Los Chapitos".

El nombre del narcotraficante que lleva 50 años operando en el crimen organizado y que no ha podido ser atrapado apareció de igual forma: Ismael "El Mayo" Zambada, uno de los fundadores del Cártel.

El último en la lista es además un viejo conocido: Rafael Caro Quintero, quien obtuvo su libertad en 2013 por violaciones al debido proceso.

Sin embargo, varios de ellos fueron descartados: "El Licenciado" fue detenido en mayo pasado y extraditado a Estados Unidos; Caro Quintero es señalado por tener su propia organización criminal, separada del Cártel de Sinaloa; y "El Mayo" es visto más como un líder político, un emblema dentro de la organización, no tanto como un capo en funciones, operativo.

Así, "Los Chapitos" son vistos como los líderes máximos del Cártel de Sinaloa, pero no los únicos. Otro viejo capo de la droga que ha operado entre las sombras aparece en la escena, se trata de Aureliano Guzmán Loera, "El Guano", hermano mayor de "El Chapo" y tío de "Los Chapitos".

Desde principios de 2017 varios medios locales señalaron la ruptura entre "El Guano" y "Los Chapitos", sin embargo, se vio opacada por la disputa más feroz entre los hijos de "El Chapo" contra "Los Dámaso", y la guerra del Cártel de Sinaloa en sí contra el Cártel de los Beltrán Leyva, liderado por Fausto Isidro Meza, "El Chapo Isidro".

Ahora, en la columna, "En Tercera Persona", de Héctor de Mauleón, especialista en seguridad, publicada en el diario El Universal, asegura que fuentes del Gobierno Federal ven a "El Guano" como el nuevo líder del Cártel de Sinaloa, desplazando a "Los Chapitos" en su guerra interna.

Aureliano es el hijo mayor de la familia Guzmán Loera, tres años más grande que su hermano Joaquín Archivaldo.

Al igual que "El Chapo", "El Guano" se introdujo al negocio de las drogas, su especialidad.

Tras la captura de su hermano en 1994, Aureliano comenzó a abrirse paso dentro del Cártel de Sinaloa, haciéndose un nombre.

Siempre trabajó en el crimen organizado tras la sombra de Joaquín, un perfil bajo, discreto que le permitió estar fuera del ojo de las autoridades tanto mexicanas como estadunidenses.  

Operando desde su natal Badiraguato, Sinaloa, coordinaba las operaciones del cártel en el Triángulo Dorado.

Pese a la discreción, "El Guano" siempre dejo ver que es un hombre violento, sanguinario, temido por propios y extraños.

A Aureliano Guzmán Loera le atribuyen el brutal ataque en octubre de 2016 contra un convoy del Ejército que llevaba detenido y herido a Julio Oscar Ortiz Vega, alias "El Kevin", jefe de seguridad de "Los Chapitos", el cual dejó cinco uniformados muertos y 11 heridos.

Al menos 50 sicarios emboscaron a los militares y rescataron a "El Kevín", quien apareció días después asesinado en Culiacán, Sinaloa.

 

Otro de los hechos que reflejan la violencia de "El Guano" fue cuando ordenó el asesinato de Ernesto Guzmán Hidalgo, su medio hermano, en 2015. Esto luego que Aureliano sospechara que él había filtrado información que dio con la segunda captura de "El Chapo" en 2014.

Guzmán Hidalgo no sólo era medio hermano de Aureliano, sino que también era abuelo de Alfredo Beltrán, "El Mochomito", hijo de Alfredo Beltrán Leyva "El Mochomo", uno de los líderes de los Beltrán Leyva, con quien el Cártel de Sinaloa tenía rivalidades.

Como venganza, "El Mochomito" ordenó el saqueo del rancho propiedad de Consuelo Loera Pérez, mamá de "El Chapo" y "El Guano", donde participaron 150 encapuchados de los Beltrán Leyva.

Trasciende que luego de la segunda fuga de "El Chapo", éste se reunió con "El Guano", a quien le reprochó el ataque contra su medio hermano y lo abofeteó por el hecho.

La tercera y última captura de Joaquín Guzmán Loera provocó que "El Guano" consolidara su poder arremetiendo contra quien se pusiera enfrente, sin importar que fueran sus propios sobrinos.

Parece que la paz no llega dentro del Cártel de Sinaloa, desde la neutralización de "El Chapo", la organización criminal vive guerra tras guerra interna mermando así su poderío criminal, a tal grado que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) los ha desbancado como la organización criminal más poderosa y con más presencia en México.

Ver nota original en La Silla Rota