Ana Isabel Treviño, titular del Cártel del Noreste. Foto: Tomada de Internet
Integrante de una de las familias del narco más famosas en México, Ana Isabel Treviño Morales se encargó de consolidar al Cártel del Noreste como una de las organizaciones criminales más temidas del norte del país

Ana Isabel Treviño, titular del Cártel del Noreste, es una de las principales personalidades detrás de las extorsiones, secuestros y desapariciones en México.

Los crímenes de Ana Isabel Treviño llegan hasta los bares y centros nocturnos del estado de Tamaulipas. Ella es la hermana mayor de Miguel Ángel Treviño, alias el Z-40.

Ana Isabel Treviño, la 'Reina de los Antros' contaba con el poder de muchos bares en el estado de Tamaulipas, espacio en el que reclutaba a guardias de puerta y meseras, quienes realizaban acciones de vigilancia y en caso de no cumplir con su labor perdían la vida.

Otro de los trabajos de los guardias era detectar a las personas dedicadas a trabajar con otros grupos criminales en la distribución de estupefacientes, sin olvidar a los militares.

Algunos de los antros servían como casas de seguridad para resguardar a personas secuestradas. 

Z-40. Foto: Tomada de Internet

En ese entonces, Ana Isabel Treviño ya formaba parte de la organización criminal de Los Zetas, encabezada por sus fundadores y hermanos Miguel Ángel, alias 'Z-40', y Omar , 'Z-42'.

Tras la detención de ambos, en el año de 2013 y 2015 respectivamente, tuvo que desertar por divisiones internas, y decidió junto con  su sobrino, José Francisco 'Kiko' Treviño Chávez, fundar el Cártel del Noreste (CDN), que tiene como centro de operaciones el estado de Tamaulipas, territorio donde crecieron Los Zetas. 

Ana Isabel reclutaba ahí guardias de puerta y meseras, los cuales tenían a su cargo labores de vigilancia, que, de no resultar efectivas podía costarles la vida.

En una denuncia anónima contra Treviño se reveló que “La Guardia”, como se le denominaba, tenía que vigilar y observar a los clientes de los centros nocturnos principalmente, aunque podían colocarlos en otros negocios, para constatar que los visitantes no entraran armados o portando droga que no hubiera sido distribuida por el cártel del noreste. 

Pero, sobre todo, su labor radicaba en localizar a “los contras”, es decir, personas que sospecharan de ser narcos, pero que no trabajaran para ellos, así como militares.La Guardia contaba con personal además en vehículos, quienes generalmente andaban en pareja.

“Andan con carros no muy llamativos y todos usan el famoso y descontinuado teléfono Blackberry, a través del cual enviaban las alertas por mensajes o se ponían en contacto a través de llamadas de radiofrecuencia a las que denominaban “gabachas””, indicó la denuncia.

Y agregó: “Ahi esconden los berrys, ahi dentro de los bares, las meseras siempre están con ellos platicando y las de la caja de los bares,en unos bares se la pasan fumando mota con ellos. Ellas los conocen y hasta se hacen pasar por clientes, dan la alerta cuando llegan los soldados, para que lleguen los otros y revienten esos bares

Con información de La Silla Rota, Tribuna y La Neta Noticias

Z-42

El amparo

En 2013, la líder logró obtener un amparo contra su detención.

El amparo fue promovido tras la detención de su hermano el Z-40, quien fue capturado en julio de 2013 también en Nuevo Laredo, Tamaulipas, durante un operativo de inteligencia en el que participaron la Agencia Antidrogas de Estados Unidos y fuerzas federales mexicanas, entre ellas la Marina.

El Z-40 es sucesor de Heriberto Lazcano “El Lazca” –abatido en Progreso, Coahuila– y hasta su captura se mantuvo al frente de Los Zetas junto con su hermano Alejandro Treviño Z-42 en Tamaulipas.

Ana Isabel Treviño Morales, fue arrestada el 28 de noviembre de 2017 y la Policía se dio cuenta de que pertenece a una extensa familia de Nuevo Laredo, Tamaulipas, consolidada por trece hermanos, donde la mitad se integró en el crimen organizado.