La pandilla está compuesta principalmente por jóvenes que estuvieron integrados a ese grupo en Estados Unidos, pero importaron su modelo al estado bajo la tutela del Cártel de Sinaloa y Gente Nueva

La pandilla “Sureños 13” que operan para el Cártel de Sinaloa en Chihuahua y Ciudad Juárez, originaria de California, expandieron su presencia a Jardines de Oriente y Punta Oriente que están al sur de la capital, además de varias colonias del norte entre ellas Riberas de Sacramento, dieron a conocer investigadores de la Fiscalía General del Estado, pero poco se sabe de quiénes las integran. 

La FGE dijo que han mantenido la distribución de droga en dichos sectores, además algunos participaron en hechos violentos y fueron detenidos, pero no hay un registro de ese grupo en las policías de las ciudades mencionadas. 

La Dirección de Seguridad Pública Municipal de Chihuahua informó que el trabajo de la Unidad Antipandillas es dirigido a los jóvenes para evitar que se integren a estos grupos, pero en cuanto a antecedentes de esta pandilla, la Policía Municipal desconoce cómo y dónde operan. 

Lo mismo pasa con la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Ciudad Juárez, refieren que saben de la presencia de los cárteles La Línea, Sinaloa, Nuevo Cártel de Juárez y la Nueva Empresa, pero no de los Sureños 13. 

La pandilla está compuesta principalmente por jóvenes que estuvieron integrados a ese grupo en Estados Unidos, pero importaron su modelo al estado bajo la tutela del Cártel de Sinaloa y Gente Nueva. 

De acuerdo con un reporte del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS), sobre actividades de pandillas sobresale la amenaza que representa el crecimiento y reubicación a El Paso por parte de miembros de la banda Sureños 13, la cual es originaria de California.

De acuerdo con las investigaciones todo parece indicar que el Cártel de Sinaloa, los contactó para que se unieran al grupo criminal y se conviertan en la segunda pandilla más grande en el Paso, Texas.

Los líderes de la pandilla en prisión también controlan el crimen en las calles por medio de sus esposas, novias y abogados que transmiten las órdenes que deben ejecutar los miembros que los representan.

Debido a que la Mafia Mexicana controla el tráfico de drogas en las cárceles, son los que dominan la venta de metanfetamina, cocaína, heroína o marihuana, dijeron los fiscales. Otros grupos deben esperar y dar un tercio de su contrabando a los líderes del narco en Mexico.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, la red de pandillas Los Sureños, presente en unos 20 estados, principalmente en el centro y el sudoeste del país, está estrechamente vinculada a la Mafia Mexicana.

Con información de La Verdad y El Diario de Chihuahua