Foto: tomada de video
AMLO resaltó que para enfrentar la crisis por la pandemia, a México le ayudó no contraer deuda y "abandonar las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal"

En el segundo día de la Cumbre del G20, este año de manera virtual por la pandemia de COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló de la manera en que México enfrenta a la pandemia.

En su mensaje, AMLO resaltó que para enfrentar la crisis por la pandemia a México le ayudó no contraer deuda y "abandonar las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal", y aseveró que gracias a las medias de austeridad y combate a la corrupción en México no se tuvo que recurrir a nuevos préstamos, ya que todos los recursos se destinaron a la base de la pirámide social, y de ahí fue subiendo hacia los más pudientes.

De igual forma, presumió que se adelantaron las becas a adultos mayores y apoyos en créditos a pequeñas empresas; es decir, "se fortaleció el ingreso de las mayorías para evitar que cayera el consumo de alimentos y de otros bienes de primera necesidad".

Asimismo, dijo que en esto coadyuvó que las remesas de paisanos de EU a México siguieron llegando, hasta alcanzar la suma de 40 mil millones de dólares, que benefició a 10 millones de familias pobres.

Dijo que se está cumpliendo el pronóstico de que la crisis tendría un comportamiento de "V" y que la economía empieza a crecer, luego de caer al fondo, prueba de ellos ahbló de que 500 mil empleos ya se han recuperado y para marzo de 2021 se alcanzarán los 20 millones de empleos registrados por el IMSS antes de la pandemia.

De igual forma, subrayó que el peso no se ha depreciado y que los ingresos de la Hacienda pública han disminuido tan solo 2% en relación al año pasado.

Reconoció que la crisis económica por la pandemia afectó la actividad productiva de México debido a que el crecimiento disminuyó a una proporción sin precedentes en los últimos 90 años.

"Aunque no contratamos deuda adicional, la consecuente pérdida de riqueza elevó la deuda pública de 44.8 a 51.1 del Producto Interno Bruto", aseveró, aunque dijo que en todo el  mundo la deuda creció a partir de la pandemia en un promedio de 20%.

López Obrador dijo que para abordar el problema de las deudas en los diferentes países del  mundo, ante lo que propuso dos alternativas:

1.- Quitar montos de deuda y servicios del pago de la deuda a naciones pobres del mundo.

2.-  Garantizar que países de ingresos medios accedan a créditos con tasas de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados.

Para concluir, dijo que está seguro que la cooperación y la ayuda mutua permitirá a todas las naciones superar #este doloroso periodo", y que espera que "seamos capaces de dejar en la historia un ejemplo de cómo hacer frente a una amenaza sanitaria mundial y a una grave crisis económica mediante la aplicación del principio de la fraternidad universal", aseveró finalmente.