Foto: Especial
Los senadores republicanos cuestionaron este miércoles a los directores generales de estas empresas por su presunta parcialidad anticonservadora en sus plataformas

Ante la inminencia de las elecciones en Estados Unidos, legisladores de ambos partidos están evaluando el enorme poder que Twitter, Facebook y Google tienen para difundir discursos e ideas entre la población, y buscan analizar las bases de las protecciones legales a la libertad de expresión en línea.

Los senadores republicanos cuestionaron este miércoles a los directores generales de estas empresas por su presunta parcialidad anticonservadora en sus plataformas y les advirtieron que buscarían establecer restricciones.

Además de las acusaciones de presunta parcialidad contra las posiciones de derecha, el gobierno de Donald Trump ha pedido al Congreso que elimine algunas de las protecciones de las que han gozado las empresas tecnológicas para no tener que responder por el contenido de lo que se publica en sus plataformas.

“Ha llegado la hora de acabar con ese pase libre”, dijo el presidente de la Comisión de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado, el republicano Roger Wicker, al inicio de la audiencia a la que asistieron los principales directivos de Twitter, Jack Dorsey; Mark Zuckerberg, de Facebook, y Sundar Pichai, de Google.

Wicker añadió que es necesario actualizar las leyes que rigen la expresión en línea porque “la apertura y la libertad del internet están siendo atacadas”.

En sus declaraciones preparadas, Dorsey, Zuckerberg y Pichai se refirieron a las propuestas de modificar una cláusula de la ley de 1996 que ha servido de base para la expresión sin trabas en internet. Integrantes de ambos partidos dicen que la inmunidad que les brinda esa cláusula libera a las empresas de la responsabilidad de ser moderadores imparciales del contenido.

Zuckerberg reconoció que el Congreso “debería actualizar la ley para asegurarse de que funcione acorde con sus intenciones”.

Dorsey y Pichai exhortaron a ser cautos en los cambios. “Socavar la Sección 230 provocará mucho más que la eliminación de la libre expresión en línea e impondrá severos límites en nuestra capacidad colectiva de enfrentar los contenidos dañinos y proteger a la gente en línea”, dijo Dorsey.

Pichai pidió a los legisladores que sean “muy reflexivos acerca de los cambios a la Sección 230 y muy conscientes de las consecuencias que esos cambios podrían tener para empresas y consumidores”.

Twitter y las elecciones

Los republicanos, encabezados por Trump, también han acusado a las redes sociales de reprimir posiciones conservadoras, religiosas y contrarias al aborto, aunque no han presentado pruebas de ello. 

Durante la audiencia, Wicker y el senador por Colorado, Cory Gardner, dijeron que querían saber por qué Twitter agrega etiquetas y advertencias a algunos tuits de Trump, pero no hace lo mismo con los mensajes que publica el líder de Irán, Ali Khamenei.

Dorsey respondió asegurando que Twitter ha tomado medidas en contra de muchos líderes mundiales y dijo que el objetivo de las etiquetas o advertencias es “proporcionar más contexto” para que las personas “puedan tomar decisiones por sí solas”.

El director de Twitter también dijo que la plataforma no puede influenciar el voto porque los estadounidenses pueden informarse y comunicarse a través de varias redes sociales, pero reconoció que la empresa necesita ganarse la confianza del público.

Con información de AP