Los manifestantes urgen la destitución del superdelegado en Chihuahua, Juan Carlos Loera. Foto: Ernesto Méndez
Un grupo de indígenas realiza una marcha para denunciar que 60% de familias en la Sierra Tarahumara están fuera de los programas sociales; no hay atención del delegado, aseguran

CHIHUAHUA.- Una marcha de indígenas Rarámuris llegó hasta donde el presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene un diálogo con la comunidad del Hospital Rural San Juanito, Chihuahua, para solicitar la destitución del superdelegado en el estado, Juan Carlos Loera.

Los inconformes de los municipios de Bocoyna y Guachochi denunciaron que desde el pasado mes de diciembre, el 60 por ciento de las familias en la Sierra Tarahumara se quedaron fuera de los programas sociales, por lo que en las comunidades hay hambre y muchos casos de tuberculosis.

“Nosotros aplaudimos y estamos contentos con lo que está haciendo el presidente de la República, lo que no está contenta la gente es con los programas que les quitaron, con todo y qué nos tienen completamente olvidados aquí en el estado de Chihuahua, porque además no se nos incluyó en el programa Sembrando Vida, y el delegado no nos atiende”, indicó Luis Carlos González Fierros, coordinador de la marcha.

Al ser interceptado en la carretera, Andrés Manuel López Obrador invitó a los indígenas Rarámuris a acudir a su evento en San Juanito para ser atendidos en sus demandas.

Excélsior

Excélsior es el segundo periódico más antiguo de la Ciudad de México, después de El Universal. Fue fundado por Rafael Alducin y su primer número circuló el 18 de marzo de 1917.