EFE
El conjunto merengue fue inmensamente superior a los blaugranas

El Real Madrid prácticamente borró al Barcelona en la Supercopa de España y con un global de 5-1 demostró a todos que será el rival a vencer en todas las competiciones europeas.

Primero fue la Supercopa de Europa y ahora fue la de España ante su más odiado rival.

Sin Cristiano, sancionado con 5 duelos tras salir expulsado en la ida, el Madrid dio cátedra de un futbol práctico y contundente. 

El Real Madrid sorprendió a todos al inicio del encuentro gracias a Marco Asensio, que se "convirtió" en Cristiano Ronaldo y con un riflazo de fuera del área al minuto 4 puso contra la pared al Barcelona. 

Con el 4-1 en contra, el  Barcelona tardó en reaccionar para meterse en el partido. Tuvieron que pasar 10 minutos para que Luis Suárez tuviera la primera oportunidad frente al arco de Keylor Navas.

Barcelona, sabiendo que necesitaba anotar para meterse a la eliminatoria, tuvo 10 minutos de intensas llegadas, que no fructificaron. Madrid también consiguió llegar con peligro, con Benzema y Asensio, el hombore clave de la eliminatoria. 

Al 32' Lucas Vázquez recibió un balón a las afueras del área y el poste evitó el segundo del Madrid que le había bajado la intensidad a los blaugranas, un todavía desencajados por la situación que vivían. 

Los siguientes minutos fueron totalmente blancos, recuperaban el balón como nunca y hacían ver al Barcelona como un equipo inferior.

Benzema anotó el 2-0 (5-1 global), que prácticamente sentenciaba el partido al 38', cuando el francés aprovechó un centro de Marcelo por la banda izquierda, superó a su marcador y remató de zurda. 

El Madrid no bajó los brazos y solamente la pausa para el mediotiempo salvó al Barcelona del festival que realizaba el conjunto merengue. 

Para la segunda mitad el Barcelona quiso controlar el balón en los primeros minutos, pero el Madrid no bajó la intensidad de juego, lo que originó equilibrar las fuerzas y poco a poco fue durmiendo al equipo culé. 

Barcelona parecía resignado y con sus principales figuras ocultas ante el gran juego que realizaba el Madrid.

Cuando llegaban a despertar y realizaban una jugada de peligro, la defensa, Keylor Navas o los disparos por encima del marco evitaban el gol de la honra. 

El partido terminó con el Real Madrid más cerca de conseguir el 3-0 que el Barcelona de hacerle un poco de daño al cuadro merengue.

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.