Foto: Especial
Cuatro oficiales diplomáticos anunciaron que no retomarían sus actividades luego de que el presidente Donald Trump tomó la presidencia

WASHINGTON. Todos los diplomáticos de alto rango del Departamento de Estado renunciaron como medida de protesta y para evitar servir al gobierno del presidente Donald Trump.

Cuatro oficiales diplomáticos revelaron que no retomarían sus actividades luego de que el secretario de Estado, Rex Tillerson, ha tomado el liderazgo de la oficina, según informa el diario The Washington Post.

Patrick Kennedy, Joyce Barr, Michele Bond y Gentry Smith fueron los diplomáticos que presentaron su renuncia el día de hoy.

Habían servido durante gobiernos tanto demócratas como republicanos.

Se unen a una lista creciente de servidores públicos que dejan sus cargos luego de la toma de posesión del presidente Trump el pasado 20 de enero.

El caso más reciente es el de Mark Morgan, jefe de la Patrulla Fronteriza. Pero no está claro si Morgan renunció o fue despedido.