Foto: Especial
Con el fin de evitar que los alimentos y el dinero invertido se desperdiciaran, acudieron a un hospital local y repartieron la comida entre los familiares de personas que están internadas por razones diversas

GUANAJUATO.- El pasado fin de semana en Irapuato, Guanajuato, en vista de que no podían tener una fiesta para celebrar su boda por el covid-19, una pareja de recién casados decidió repartir la comida del banquete a las afueras de un hospital.

Debido a que las recomendaciones de las autoridades de salud son evitar las multitudes y mantenerse a al menos 1.5 metros de distancia de otras personas, Andrea y Gustavo no pudieron celebrar su boda como lo tenían junto a sus seres queridos, pero el servicio de comida ya estaba pagado y listo.

Con el fin de compartir y de evitar que los alimentos y el dinero invertido se desperdiciaran, los novios acudieron a un hospital local y repartieron la comida entre los familiares de las personas que están internadas por razones diversas.

Los novios llevaron el banquete que se instaló en un sencillo tablón y la novia, con su respectivo vestido blanco, comenzó a repartir la comida entre las personas que se acercaban agradecidas.

Por supuesto, en esta fiesta pequeña e improvisada no faltó la diversión, pues un payaso en zancos (no se sabe si fue un voluntario o lo llevaron los enamorados) estuvo amenizando la escena.

El video de lo sucedido fue publicado en Facebook donde cientos de personas han aplaudido la empatía y generosidad de la pareja.