El presidente de la organización detalló que esta situación se registra en las clínicas y hospitales del IMSS, además de en el Hospital General. ARCHIVO
De acuerdo con la organización, en los últimos meses y hasta la fecha, se han percatado de que los hospitales no están atendiendo otros padecimientos que no sean los de COVID-19

La organización San Aelredo, A.C. hizo un llamado a las autoridades a reactivar los servicios médicos públicos y gratuitos, que han sido desatendidos debido a la contingencia sanitaria de COVID-19.

De acuerdo con la organización, en los últimos meses y hasta la fecha, se han percatado de que los hospitales no están atendiendo otros padecimientos que no sean los de COVID-19, y se encuentra postergando la atención, por ejemplo, en casos de VIH para pruebas de carga viral.

En ese sentido, agregó que hasta hoy han tenido conocimiento de ocho casos de VIH a espera de resolución en su atención y análisis, y otros siete que son de otros padecimientos de hipertensión y diabetes.

“Sabemos que la preocupación del Gobierno es el COVID-19, y esperemos que la gente se recupere. Pero mientras atendemos la pandemia, desatendemos la salud de las personas. Si no van a morir de COVID-19, van a morir por los otros padecimientos crónico degenerativas”, expresó.

También, Noé Ruiz Malacara dijo que han tenido conocimiento de personas que iban a ser atendidas quirúrgicamente antes de marzo, y que hasta hoy no han logrado hacer ni el primer paso, como lo son los análisis previos a cirugía.

En ese sentido, manifestó que el llamado a las autoridades a que regresen la atención es en general, y no solo para la población LGBT, a quienes representa.

El presidente de la organización detalló que esta situación se registra en las clínicas y hospitales del IMSS, además de en el Hospital General.

“No podemos descuidar a los demás derechohabientes, se les sigue descontando lo de su IMSS o ISSSTE. Si es preocupante esta situación”, expresó.

...Y FALTAN MEDICAMENTOS

En la Clínica Dos del IMSS siguen las quejas de los derechohabientes por la falta de medicamentos para atender males crónicos, por lo que tienen que comprarlos y solicitar su reembolso ante la institución.

Uno de los entrevistados señaló a VANGUARDIA que el personal de la clínica les asegura que esta situación se deriva de la contingencia por el COVID-19.

“Es un medicamento para la pancreatitis que cuesta 580 pesos. Nos dijeron que la pandemia no dejaba llegar al transporte”, dijo.

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza