Crisis. También aumentan los reportes de padres que envían a sus hijos a cruzar la frontera solos. AP
El Departamento de Seguridad Nacional deberá procesar y transferir a menores no acompañados al Departamento de Salud y Servicios Humanos

WASHINGTON, EU.- El gobierno del presidente Joe Biden acudió a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés) para que le ayude a procesar y atender a una cantidad récord de menores inmigrantes no acompañados que llegan a Estados Unidos cruzando sin autorización legal la frontera con México.

Durante los próximos tres meses, la FEMA apoyará el esfuerzo del Gobierno para recibir, hospedar y transferir de forma segura a menores que llegan sin un padre u otro adulto a la frontera suroeste de Estados Unidos, informó ayer el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Los números oficiales muestran que aumenta la crisis en la frontera conforme cientos de menores entran todos los días sin autorización a Estados Unidos desde suelo México y son detenidos.

El Departamento de Seguridad Nacional deberá procesar y transferir a menores no acompañados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) en cuestión de tres días para que puedan ser entregados a un padre que ya vive en Estados Unidos o un tutor adecuado hasta que se resuelvan sus casos migratorios.