Foto: Cortesía
Jesús Alejandro reciben la sentencia a manos de un juez, luego de haber golpeado a su pequeño hijo

Jesús Alejandro Márquez Romero, acusado del delito de homicidio calificado de un bebé de 28 días de nacido, recibió una sentencia de 28 años de prisión.

A través de un boletín de prensa, la Fiscalía General del Estado informó que el juez consideró suficientes las pruebas para considerar a Márquez como responsable del homicidio.

Este hecho sucedió el pasado 15 de abril, en la colonia Fidel Velázquez de Torreón, cuando Jesús Alejandro dio muerte a Ian Alejandro.

“Dentro del trabajo de investigación se integró la declaración de la madre y hermano de la víctima, así como el resultado de la necropsia practicada por el médico forense, mismo que permitió elaborar la mecánica de las lesiones que provocó el también padre del ahora occiso.

“Fueron dos puñetazos, palmadas y sacudidas las que causaron una hemorragia cerebral e interna aguda, lesión de centros y órganos vitales, así como un traumatismo cráneo encefálico, contusión profunda de tórax y abdomen”, señaló la Fiscalía General del Estado en el comunicado.

Al momento de la detención, Márquez había argumentado que las lesiones del pequeño habían sido causadas por su hermano de tres años.  

La FGE adelantó que Márquez no alcanza algún beneficio ante la gravedad de los hechos.