Foto: Alejandro Rodríguez
El regreso a clases en Coahuila dependerá de la sesión conjunta de las autoridades, la vacunación de los docentes y será escalonada

Saltillo.- Aunque desde este viernes Coahuila es una de las entidades federativas que se ubica en color verde, dentro del semáforo epidemiológico nacional, el gobernador del estado Miguel Angel Riquelme Solís descartó que esto implique necesariamente el regreso a clases presenciales, tal como se ha manejado a nivel nacional.

El gobernador, sostuvo que a diferencia de otras entidades como Campeche en donde existe un retorno a las aulas, Coahuila continuará con los planes piloto que ha implementado en colegios privados y algunas instituciones de Educación Media.

“No nos vamos a acelerar, el semáforo verde valdría la pena conservarlo y para ello tendríamos que seguir todavía las indicaciones y los protocolos que han sido dispuestos dentro de todas las actividades que hemos emprendido o liberado en Coahuila”, dijo.

“Lo comenté ayer, no implica esto la reactivación de clases presenciales cómo vamos a seguir con los planes piloto que tenemos hasta ahorita y poco a poco vamos a ir avanzando para poder enfrentar el reto del retorno a las aulas en el formato presencial”, agregó.

Por su parte el secretario de Educación, Higinio González Calderon, apuntó que para contar condiciones óptimas para un regreso a clases, faltan la aplicación de las vacunas a personal docente.

“Si es una buena señal estar en semáforo verde, pero nosotros seguimos dependiendo de la Secretaría de Salud, que nos indique en qué momento podemos regresar y en qué regiones porque no es el mismo nivel de contagio en tiesos lados. Además requerimos que al menos la mayoría de los docentes estén vacunados”, expuso.

Entras que el secretario de economía, Jaime Guerra Pérez, indicó que el regreso a clases es una decisión conjunta que debe analizarse en cada uno de los Subcomités Regionales Técnicos Covid-19, cómo se ha realizado hasta ahora.