Sorpresa. La Reina Isabel II anunció su apoyo a Harry y Meghan Markle.
No está claro, sin embargo, cómo podrían lograr la separación de sus roles

LONDRES.- La Reina Isabel II de Inglaterra dio ayer su aprobación a los deseos de su nieto el Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle de tener un futuro más independiente luego de una reunión urgente para resolver la anunciada ruptura en la familia real británica.

Harry y su esposa Meghan, una actriz estadounidense, provocaron la crisis al anunciar la semana pasada que deseaban distanciarse de los deberes reales y pasar más tiempo en Norteamérica.

Luego de una reunión en la finca rural de Sandringham, en el este de Inglaterra, a la que asistieron el Príncipe Carlos, heredero al trono, y sus hijos los príncipes Harry y Guillermo, la monarca de 93 años dijo que la familia apoya los planes de la pareja.

“Aunque habríamos preferido que ellos siguieran siendo miembros en funciones a tiempo completo de la familia real, respetamos y entendemos sus deseos de vivir una vida más independiente a la vez que seguirán siendo una parte valiosa de mi familia”, dijo la Reina Isabel en un comunicado.

No está claro, sin embargo, cómo podrían lograr la separación de sus roles, que algunos medios han apodado el ‘Megxit’, en referencia a la salida de Inglaterra de la Unión Europea.