Archivo
Un video publicado en redes sociales demostraría que en las investigaciones por el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa se recurrió a actos de tortura

Ante los hechos públicos denunciados en medios de comunicación, Carlos Gómez Arrieta decidió separarse del cargo de subsecretario de Seguridad Pública en el Estado de Michoacán.

Lo anterior, para facilitar y atender las investigaciones que conforme a derecho de esos hechos se deriven.

Mediante comunicado, la SSP refrendó su compromiso de trabajar con plena transparencia, institucionalidad, responsabilidad y congruencia.

La dependencia estatal reiteró su disposición para coadyuvar con las autoridades competentes en la investigación, relacionada con los hechos ocurridos en el año 2014 en el estado de Guerrero.

 Ayer viernes, un video publicado en redes sociales y retomado por la periodista Denise Maerker demostraría que en las investigaciones por el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa se recurrió a actos de tortura. 

La grabación exhibe a un hombre maniatado, quien sería uno de los 122 detenidos por la entonces Procuraduría General de la República (PGR). 

En el interrogatorio, se escucha la voz al mando de Carlos Gómez Arrieta quien le exige al detenido que responda el lugar a donde se llevaron a los normalistas.

Ante la negativa, presuntos policías ministeriales federales asfixian el inculpado con una bolsa de plástico. 

El hombre en el video se trataría de Carlos Canto, detenido el 22 de octubre de 2014, acusado de la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes. 

Las imágenes ilustran por primera vez las denuncias sobre tortura que hiciera Naciones Unidas en al menos 34 de las 122 detenciones. 

El noticiario "En Punto" rescató además declaraciones de la hermana del presunto torturado, Melina Canto.

Melina cuenta que su hermano habría sido llevado a un terreno baldío en Iguala, donde recibió golpes, asfixia a través de bolsas y hasta choques eléctricos. 

Ante la revelación de esta evidencia audiovisual, se informa que funcionarios de la Fiscalía General de la República analizan de nuevo la investigación por tortura que en su momento se abrió en la Visitaduría General de la PGR.