Ubicación. Los filtros se colocaron de manera estratégica en la cabecera municipal. HÉCTOR GARCÍA
Aunque en menor número, insisten ciudadanos en acudir al Pueblo Mágico; regresan al 50%

Por segundo fin de semana consecutivo, cientos de paseantes intentaron acceder a la zona serrana de Artega, sin embargo, de los poco más de 500 que hasta el mediodía de este sábado se registraron, solo la mitad pudo confirmar reservaciones en las cabañas o bien, ser residente de alguno de los ejidos.

En la fila de coches, que se prolongó dos kilómetros desde la entrada de la cabecera municipal hasta el entronque a Bella Unión, se observó que las personas acudían con cuatrimotos, hieleras, asadores, bocinas y otros tantos con árboles y animales de ganadería.

ATENTOS A LOS CRUCES

Sin embargo, los agentes de tránsito que permanecen en los filtros únicamente permitieron el acceso a quienes mostraron su identificación con domicilio en algún ejido o bien a quienes lograron demostrar una reservación previa, tal como lo dispuso hace un par de semanas el Subcomité Tecnológico Regional Sureste Covid-19.

Durante el primer fin de semana fueron regresados mil 450 vehículos, cuyos ocupantes no demostraron un motivo especial para llegar a las comunidades, mientras que este fin de semana al menos 250 personas no pudieron justificar su estadía.