El plantel educativo en el que supuestamente se llevaría a cabo el ataque / Foto: Sandra Gómez
El director de Seguridad Pública, Adelaido Flores, informó que los mensajes salieron de una cuenta de Facebook de un usuario irreal, pero es obligación de la policía desactivar este tipo de alertas para no generar más pánico

Torreón-  Luego de que desde anoche a través de redes sociales se estuvieran lanzando amenazas de un presunto ataque a balazos en contra de alumnos del Colegio de Bachilleres Coahuila, el director de Seguridad Pública Municipal, Adelaido Flores, descartó cualquier tipo de alarma.

Manifestó que los mensajes salieron de una cuenta de Facebook de un usuario irreal o troll.

Esta persona cuya identidad ya se investiga, publicó el mensaje para causar psicosis, advirtiendo de que el día de hoy se suscitaría una balacera al interior del plantel.

Adelaido Flores, director de Seguridad Pública Municipal / Foto: Sandra Gómez

Sin embargo, desde temprana hora, la Policía de Torreón tomó conocimiento y se apostó en tres planteles de este tipo que hay en el municipio, entrevistando los elementos al personal docente y alumnos, descartando cualquier tipo de alarma.

El director de Seguridad Pública, informó que los agentes preventivos encontraron todo en normalidad pero que de todas maneras se dispuso de un operativo de vigilancia en el exterior durante todo el día.

El jefe policíaco hizo un llamado a los alumnos para que eviten hacer este tipo de actos que únicamente alarman a la población y dijo que cualquier reporte será atendido a fin de salvaguardar la integridad de estudiantes y empleados de estos colegios.

Publicación en la que amenazan de ataque / Foto: Facebook

Agregó que los maestros y alumnos desconocían esta supuesta amenaza, pero de todas maneras Seguridad Pública atendió el reporte para descartar cualquier situación de riesgo.

También dijo que es obligación de la policía desactivar este tipo de alertas para no generar más pánico entre la población, de lo que por sí mismo el mensaje puede generar.

Especuló que todo se trató de una broma de mal gusto de una persona que con dolo lanzó los mensajes.