El medicamento es para combatir la disfunción eréctil

Pese a estar en la lista de proveedores vetados por el propio Gobierno Federal por haber incurrido en posibles prácticas de corrupción o de conflicto de intereses, la delegación del IMSS en Coahuila intentó adjudicar “al vapor” directamente a Farmacéuticos Maypo la compra de medicamento para combatir la disfunción eréctil.

No obstante, la empresa no envió ninguna propuesta o cotización y la oficina local del Instituto tuvo que declarar desierto el intento.

El pasado 8 de abril, en su conferencia “mañanera”, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que había ordenado vetar a algunas compañías médicas de las licitaciones al ser favoritas del expresidente Enrique Peña Nieto, entre ellas Farmacéuticos Maypo.

“Esta empresa y dos más, 3 empresas que vendieron el año pasado más de 60 por ciento de toda las medicinas y materiales de curación al Gobierno, que no pudiesen, en el marco de la ley, participar en nuevas licitaciones hasta que no se aclarara si no hubo influyentismo y corrupción en la venta de medicamentos el año pasado”, aseveró ese día AMLO.

Días después, Maypo rechazó haber “incurrido en prácticas corruptas o en conflictos de intereses que hayan beneficiado nuestros resultados de negocio o dañando nuestra reputación”.

En este contexto, la delegación del IMSS en Coahuila, lanzó una adjudicación directa a favor de Maypo apenas el pasado viernes 5 de julio, dándole de plazo para enviar una propuesta hasta ayer 8 de julio a las 10:00 horas.

La invitación era para proveer el medicamento Alprostadil en solucion inyectable de 500 microgramos, en presentación de envases con 5 ampolletas de un mililitro cada una.

Según sitios especializados, el Alprostadil es un medicamento vasodilatador que se usa para tratar ciertos tipos de disfunción eréctil y a veces se combina con otras pruebas para diagnosticarla.

Pero al vencer el plazo el pasado lunes sin que hubiera respuesta de Farmacéuticos Maypo, el concurso fue declarado desierto, en un dictamen que aparece firmado por Juan Francisco Pérez Lara y por Édgar Samuel de la Rosa, encargado de la oficina de Adquisición de Bienes y Contratación de Servicios y analista de la Oficina de Adquisiciones, respectivamente.