FOTO: INTERNET
Su voz, con un amplio registro y potencia, ha sido descrita como una combinación de barítono y tenor lírico, lamentablemente el alcoholismo dejó estragos en su mayor don, a pesar de que dos de sus grandes amigos intentaron ayudarlo

En 2017 José José confirmó a través de un video publicado YouTube que padecía cáncer de páncreas, luego de que se generaran conjeturas debido a una hospitalización en Ciudad de México.

“Estoy listo para enfrentar esta nueva aventura en mi vida de la mano de Dios y de la mano de ustedes", dijo el cantante en el video. Por años, José José tuvo diversos problemas de salud. Uno de los más evidentes fue su dificultad para respirar y hablar debido a una parálisis de la mitad del cuerpo ocasionada por la enfermedad de Lyme.

Pero quizá lo que más afectó su vida fueron la depresión, el alcoholismo y la drogadicción, padecimientos que sufrió desde sus años de juventud hasta la edad adulta, y que también afectaron su voz.

José José abordó abiertamente esta situación en entrevistas y conferencias, así como en su libro de memorias "Esta es mi vida", publicado en 2008. Es "lo más triste a lo que me he enfrentado", reconoció en una entrevista con The Associated Press en 2005.

"Gracias a Dios tengo 12 años sobrio, gracias al programa de Alcohólicos Anónimos que me llevó a poner mi vida en manos de Dios", manifestó entonces.

Sus problemas con las drogas y el alcohol acabaron en 1993 con su matrimonio con la modelo Anel Noreña, con quien estuvo casado desde 1975 y con la que tuvo a sus hijos José Joel y Marysol. Su separación solo le hizo empeorar y tocó fondo, llegando a vivir en un taxi a las afueras de la capital.

Fueron el periodista Ricardo Rocha y la empresaria Tina Galindo quienes lo rescataron y llevaron a internar a una clínica de rehabilitación en Estados Unidos.