Destacó el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete en la lucha contra el narcotráfico en Coahuila
“Hace 2,168 días, uno de los más importantes de mi vida, me aconteció lo que según varias leyendas les sucede a las personas en el último momento de su vida”
Rubén Moreira, Gobernador de Coahuila

El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira rindió esta mañana su Sexto y último Informe de Resultados ante legisladores en el Congreso del Estado, destancando la lucha contra la delncuencia organizada, el crecimiento y desarrollo económico, la diminución de la pobreza, el logro de 162 mil nuevos empleos y la construcción de ocho nuevas universidades.

“Hace 2,168 días, uno de los más importantes de mi vida, me aconteció lo que según varias leyendas les sucede a las personas en el último momento de su vida”, recordó el Gobernador al inicio de su mensaje en el Congreso, que estuvo sin la presencia de la bancada panista.

Dijo que la búsqueda de la paz reclama la altura de miras; el convencimiento de los actores políticos de que las y los mexicanos son primero y de que las luchas partidistas no se pueden llevar al recinto donde se toman las decisiones de seguridad.

Destacó el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete en la lucha contra el narcotráfico en Coahuila, acción que “hoy nos permite recorrer nuestras carreteras y que, con orgullo, descubrimos que Piedras Negras es la ciudad de México donde los ciudadanos se sienten más seguros”.

 

“Más de seis años después de aquel momento, les pido que vean los estándares que hoy tiene nuestro estado y también con gusto les puedo afirmar que de la seguridad nos encargamos muchos”
Rubén Moreira, Gobernador de Coahuila

“Hoy las cosas son distintas”, señaló el Gobernador, “los grandes capos que asolaban Coahuila y que, por cierto, vinieron de otras partes, o están abatidos o en la cárcel. No buscamos venganza, nos animó el deseo de la paz y la justicia. Mi estado no solo ha recuperado la tranquilidad, también es el único que ha desentrañado los grandes crímenes, castigado a los culpables y dictado órdenes de aprehensión contra los más terribles delincuentes”.

Recordó cuando fue que pronunció la frase “de la seguridad me encargo yo”; fue el 16 de mayo de 2011 en el Teatro de la Ciudad “Fernando Soler” de Saltillo, cuando la entidad se encontraba en una crisis de seguridad.

“Más de seis años después de aquel momento, les pido que vean los estándares que hoy tiene nuestro estado y también con gusto les puedo afirmar que de la seguridad nos encargamos muchos”, dijo en su informe.

Foto: Vanguardia/Héctor García