Qatar debe romper sus relaciones diplomáticas con Irán y cerrar la emisora de televisión Al Yazira, según le exigen algunos de sus vecinos del Golfo y Egipto para solucionar la crisis desatada cuando esos países anunciaron la ruptura de relaciones y el cierre de fronteras con el emirato

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahrein y Egipto entregaron a Qatar 13 "demandas colectivas" el pasado jueves, informó hoy la agencia de noticias Qatar News Agency, que hizo públicas las condiciones que el emirato debe aceptar en un plazo de diez días.

Esos cuatro países, a los que luego se unieron Mauritania y Yemen, cortaron sus relaciones con Qatar el 5 de junio acusando al emirato de apoyar a organizaciones terroristas -algo que Qatar niega- y tener buenas relaciones con la chiita Irán, rival de la sunita Arabia Saudita por la hegemonía regional.

Por ello le exigen la ruptura -o reducción a mínimos- de las relaciones entre Qatar e Irán y el cierre de las legaciones diplomáticas qataríes en el país persa, así como el cese de cualquier cooperación militar o a nivel de los servicios secretos.

También debe cerrar la base militar turca en construcción en el emirato y poner fin a la cooperación militar entre los dos países.

En el marco de la crisis diplomática, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, criticó las sanciones saudíes contra Qatar y pidió al rey saudí Salman que pusiera fin al conflicto, además de aprobar el despliegue de soldados turcos en el emirato.

Una de las medidas más polémicas es la exigencia del cierre del canal de televisión Al Yazira, con sede en Doha, y sus delegaciones, así como otros medios a los que apoya de forma directa o indirecta el Gobierno qatarí, como Arabi21, Rassd o Sharq.

Al Yazira criticó la demanda y aseguró que se trata de un intento de recortar la libertad de opinión en la región y minar el derecho de las personas a informarse.

Según el texto, Qatar debe "dejar de interferir en los asuntos internos e intereses extranjeros de otros países".

Además exigen que Qatar rompa sus relaciones con todos los grupos terroristas, sectarios y organizaciones ideológicas incluyendo los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico (EI), Al Qaeda, Jabhat Fath al Sham (el antiguo Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria) y la milicia chiita libanesa Hizbolá.

Instan a Qatar a cesar cualquier forma de financiación de cualquier ente terrorista o extremista, ya se trate de individuos, entidades u organizaciones y extradite a todos los terroristas solicitados por Arabia Saudí, EAU, Bahrein y Egipto.

Otra demanda es el pago de compensaciones a las víctimas por las pérdidas derivadas de "las políticas de Qatar en los últimos años".

El Gobierno de Doha analizará las demandas y prepara una respuesta a las mismas, informó QNA citando al Ministerio de exteriores. Kuwait, que actúa como mediador en la crisis, fue el encargado de entregárselas. Los analistas señalan que se trata de demandas muy exigentes, difíciles de aceptar.

Por su parte, el ministro de Exteriores de EAU, Anwar Gargash, advirtió que Qatar enfrentará un largo aislamiento diplomático si no acepta las demandas.

Al mismo tiempo, mostró su malestar por el hecho de que el emirato publicara la lista, al considerar que ese acto obstaculiza la solución de la crisis.

Además insistió en que sus socios no buscan un cambio de régimen en Qatar, sino un cambio de comportamiento del país.

Qatar, Arabia Saudí, EAU y Bahrein integran el Consejo de Cooperación del Golfo junto con Omán y Kuwait, un organismo aliado de Estados Unidos

 

Con información de DPA