Nico Rosberg, piloto de escudería Mercedes, festeja después de ganar el Gran Premio de Japón. Foto: AP
El alemán buscará aprovechar sus buenas sensaciones para revertir sus malos recuerdos de Austin, un terreno donde históricamente dominó Hamilton.
El año pasado la carrera obviamente no me dejó un buen sabor, así que estoy esperando volver y poder dar lo mejor para que este año sea diferente"...
Nico Rosberg, piloto de la escudería Mercedes

El momento por el que trabajó durante toda su vida está cada vez más cerca para Nico Rosberg, quien buscará sellar en las próximas dos carreras en suelo norteamericano su primer título de la Fórmula 1.

Con una ventaja de 33 puntos sobre Lewis Hamilton, Rosberg se encamina a suceder a Michael Schumacher y Sebastian Vettel como el tercer piloto alemán en coronarse en la categoría reina del automovilismo. Y por supuesto a su padre, el finlandés Keke Rosberg, que fue campeón en 1982.

El piloto nacido en Wiesbaden hace 31 años intentará dar un paso decisivo en su objetivo este fin de semana en el Gran Premio de Estados Unidos, en el circuito texano de Austin. Y una semana después, podría rematar su faena en Ciudad de México.

Rosberg llega crecido al tramo final de la temporada después de haber ganado cuatro de las últimas cinco carreras. En el medio, sólo fue tercero en Malasia, aunque se trató de un resultado que terminó siendo positivo por el abandono de Hamilton cuando el británico lideraba la prueba.

El alemán buscará aprovechar sus buenas sensaciones para revertir sus malos recuerdos de Austin, un terreno donde históricamente dominó Hamilton. El británico ganó tres de las cuatro carreras disputadas en el Circuito de las Américas y el año pasado selló allí su tercer título mundial.

"El año pasado la carrera obviamente no me dejó un buen sabor, así que estoy esperando volver y poder dar lo mejor para que este año sea diferente", dijo Rosberg, que logró la "pole" en 2014 y 2015 pero en ambas terminó por detrás de Hamilton.

En 2015, Rosberg terminó furioso con Hamilton por una agresiva maniobra del británico en la curva inicial en la que le quitó el primer lugar. Tras la carrera, y mientras el campeón mundial festejaba, el alemán lanzó incluso el casco en dirección a su compañero de Mercedes.

Pero todo luce ahora muy diferente. Si Rosberg gana las dos próximas carreras y Hamilton termina por debajo del segundo puesto en alguna de las dos, el alemán tendrá el título asegurado antes de las pruebas finales en Sao Paulo y Abu Dabi.

El piloto británico Lewis Hamilton (d), de Mercedes, habla con su colega alemán Nico Hulkenberg (i), de Sahara Force India, en una conferencia de prensa en Austin, Texas, EU. Foto: EFE

Sin embargo, el británico no se rinde en su cacería. "Aún quedan cuatro carreras. Se trata de golpear lo más duro que pueda en cada fin de semana y luego veremos que pasa", afirmó Hamilton. "No me voy a quedar guardado".

Para los directivos de Mercedes, que ya se aseguraron el título de constructores, la prioridad ahora es que el campeonato se resuelva dentro de la pista y no por los problemas técnicos de alguno de los pilotos.

"Queremos dar a los muchachos la posibilidad de ganar las cuatro carreras que quedan", dijo el jefe de deportes de motor de Mercedes, Toto Wolff. "El título está entre los dos y esas son fantásticas noticias para el equipo. Pero tenemos la presión de asegurarnos de que la batalla se decida hombre a hombre, o coche a coche, en la pista".

Como principal rival de Mercedes asoma una vez más Red Bull, que ya amargó a las "flechas de plata" con el 1-2 de Daniel Ricciardo y Max Verstappen hace dos carreras en Malasia, una situación que la escudería líder no está dispuesta a permitir de nuevo.

También será una carrera especial para Haas, la escudería estadounidense que está viviendo su primera temporada en la Fórmula 1. Con el mexicano Esteban Gutiérrez a bordo de unos de sus volantes, el equipo local intentará sumar delante su público. "Queremos que la gente venga a ver no sólo al equipo Haas, sino a la Fórmula 1 en general", dijo el jefe de equipo, Guenther Steiner.