Gerald Francis Ridsdale. Foto: Especial
La Iglesia católica pagará millonaria indemnización a una de las víctimas del cura pederasta; pero el sacerdote Gerald Francis Ridsdale abusó sexualmente de más de mil niños

Un sacerdote australiano identificado como Gerald Francis Ridsdale, es acusado de abusar sexualmente de más de mil niños durante un lapso de más de 30 años; la Iglesia católica confirmó los casos tras cientos de denuncias en contra del cura.

De acuerdo a medios locales, el sacerdote de 85 años, es el cura australiano con más acusaciones de abuso sexual, los cuales se presume empezó a cometer a los 20 años cuando ingresó al seminario.

Fue en 1961 cuando Gerald fue ordenado como cura, momento en que más abusos sexuales cometió a miles de menores en la casa que la iglesia católica le otorgó.

Foto: Especial

Sin embargo, fue hasta en 1980 que los casos comenzaron a darse a conocer, ya que las víctimas interpusieron una denuncia en contra del sacerdote.

Tras el primer juicio, el cura fue declarado culpable y condenado a 18 años de prisión, sin embargo, los casos empezaron a resurgir por lo que sus años de condena aumentaron.

Debido a las cientas de acusaciones al sacerdote, la Iglesia admitió responsabilidad por las acciones del cura, por lo que deberá pagar la cantidad de 2 millones de dólares a una de las víctimas.

“Nada compensará lo que me pasó a mí y a muchos otros… Mi principal argumento era que esto debería haberse evitado, eso es lo que realmente me enfureció. Nunca debería haber sido víctima, eso fue lo más fuerte con lo que tuve que lidiar”.

En tanto, la Iglesia católica de Victoria enfrenta más de 800 nuevas acciones legales por abuso sexual cometidas por dicho sacerdote, sin embargo, se cree que existen cientos de casos más que no han salido a la luz.