Auxiliado. En uno de los casos, Víctor de 21 años, resultó herido tras la caída desde un puente; fue trasladado al Hospital General. Jetza Muzquiz
Uno se arrojó a un arroyo, pero fue rescatado, y el otro quiso aventarse de la azotea

Dos hombres intentaron quitarse la vida en hechos diferentes durante la madrugada de ayer lunes. En ambos casos personal de la Unidad de Integración Familiar (UNIF) intervino en el rescate.

El primero de los casos ocurrió alrededor de las 0:30 horas en la colonia La Madrid, donde Víctor David, de 21 años, manifestó a su esposa que ya no quería seguir viviendo.

El joven salió de su domicilio en la calle 1 de Octubre y caminó hasta Manuel J. Othon y Periférico, donde hay un puente y un arroyo.

Víctor David se puso en la orilla, su esposa intentó agarrarlo, pero saltó y, tras escucharse un golpe seco, empezó a gritar de dolor caminando dentro del arroyo hasta que 100 metros adelante fue rescatado por elementos de la UNIF que le siguieron los pasos.

El hecho también movilizó a paramédicos de la Cruz Roja, al Cuerpo de Bomberos y a las autoridades.

Unos vecinos del sector, cuyo domicilio tiene una puerta trasera que sale hasta el arroyo, permitieron a los oficiales ingresar al inmueble al lesionado que fue atendido por elementos de la Cruz Roja, negándose a ser trasladado, hasta que lo convencieron de llevarlo al Hospital General, posteriormente fue trasladado hasta el Centro Estatal de Salud Mental.

FRENTE A SU HIJA

El segundo hecho ocurrió a las 4:00 de la madrugada en una casa también de la colonia La Madrid. Bajo los efectos de las drogas, un hombre de 40 años subió al techo de su casa manifestando no querer seguir viviendo.

Frente a su hija y los gritos de sus familiares, que le pedían no aventarse, el hombre, sumido en depresión y problemas personales, se puso en la orilla.

Al lugar llegó personal de la UNIF, quienes, tras varios minutos de hacerlo entrar en razón, lo pusieron a salvo. El rescatado fue ingresado en las celdas municipales mientras pasaban los efectos de las drogas y después enviado a un centro de rehabilitación.