Foto: Archivo
​La ruta interurbana Ramos-Saltillo es el transporte con mayor número de sanciones por no respetar las disposiciones del sector Salud durante la pandemia

El Instituto Municipal del Transporte de Saltillo sancionó a 34 unidades de las diferentes Rutas Urbanas en la zona conurbada de Arteaga, Saltillo y Ramos Arizpe, por incumplir los protocolos COVID-19, como permitir que aborden sin cubrebocas, exceso de pasajeros y no guardar la sana distancia entre ellos.

A lo largo de la pandemia VANGUARDIA ha documentado en diversas ocasiones cómo es que las combis lucen abarrotadas, sin la sana distancia al interior entre sus pasajeros, o bien gente que aborda las unidades sin portar el cubrebocas obligatorio, omitiendo así las medidas de sanidad recomendadas por las autoridades sanitarias.

 

Ante las constantes violaciones, detectadas por el Instituto Municipal del Transporte durante los operativos para verificar que las normas se cumplan, la dependencia aplicó 34 sanciones a las Rutas Urbanas durante los meses que van de pandemia por el coronavirus.

La Ruta Intermunicipal Ramos-Saltillo”, es el transporte con mayor número de quejas rebasando por lo menos las diez sanciones a los choferes, retirándose la placa o la licencia, enseguida se encuentra el transporte Periférico y la Ruta 5B, que también se han hecho acreedoras a sanciones administrativas.

Las Rutas Zaragoza y Mirasierra, también se encuentran dentro de las unidades que han recibido algún tipo de sanción administrativa, o se les ha retirado la licencia los chóferes que en ese momento conducían la unidad.

En contraparte, durante los recorridos realizado por VANGUARDIA, los conductores del transporte urbano aseguran que aunque conminan a los saltillenses para mantener las medidas de sanidad, en ocasiones y debido a la demanda imposible mantenerla.