El ex presidente del Barcelona Sandro Rosell, que permanece en prisión preventiva desde hace más de un año, fue procesado hoy junto a su mujer por blanqueo de capitales y organización criminal. Foto: AP
Rosell, de 54 años, fue elegido como presidente del Barcelona en 2010 después de ganar las elecciones del club español con más de un 60 por ciento de los votos, un récord histórico.

El ex presidente del Barcelona Sandro Rosell, que permanece en prisión preventiva desde hace más de un año, fue procesado hoy junto a su mujer y otras cuatro personas por blanqueo de capitales y organización criminal, según el auto del juzgado que investiga el caso.

En el mismo, la juez Carmen Lamela considera que quedó acreditado que los seis investigados formaban parte de una organización criminal a través de la cual se apropiaron de fondos de la Confederación de Fútbol Brasileña (CBF) por los derechos de retransmisión de los partidos de su selección, así como de cantidades procedentes del contrato de patrocinio de la firma NIKE con la selección brasileña de fútbol donde intervino una sociedad de Rosell denominada Ailanto.

La juez de la Audiencia Nacional se remonta al año 2006 y relata cómo el primero de los contratos, firmado por Ricardo Teixeira, entonces jefe de la CBF, con una sociedad árabe domiciliada en las islas Caimán, tenía por objeto obtener los derechos de 24 partidos amistosos disputados por la selección de Brasil.

El auto detalla cómo "se impuso a la compradora el pago de unos fondos de los que en beneficio propio se apoderaron Alexandre Rosell y Ricardo Terra Teixeira en perjuicio de CBF. De esta forma Ricardo Terra Teixeira recibiría un total de 8,393,328 euros y Alexandre Rosell 6,580,000 euros, en ambos casos sin conocimiento de la CFB y en su perjuicio.

En relación con el contrato de esponsorización firmado por la CBF con la marca deportiva NIKE, la juez describe todas las operaciones realizadas desde 2008 a 2011, muchas de ellas desde una cuenta vinculada a Rosell y que culminaron con varios millones de euros repartidos de forma ilícita entre los implicados.

Además de la esposa de Rosell, Marta Pineda, entre los otros cuatro imputados se encuentra el abogado y político andorrano Joan Besolí, a quien se atribuye la creación de diversas empresas radicadas en el Principado con las que supuestamente se blanqueó el dinero.

Rosell, de 54 años, fue elegido como presidente del Barcelona en 2010 después de ganar las elecciones del club español con más de un 60 por ciento de los votos, un récord histórico.

El 23 de enero de 2014 tuvo que renunciar a su cargo acosado por la Justicia después de ser acusado de irregularidades en la contratación del futbolista brasileño Neymar en 2013.

El 23 de mayo de 2017 Rosell fue detenido en el marco de la llamada "Operación Rimet", impulsada por el FBI a raíz de las investigaciones que se iniciaron en Estados Unidos el año 2015 en torno al escándalo de corrupción en el órgano rector FIFA.

Dos días después se decretó su ingreso en prisión sin fianza por petición de la juez Lamela, que entendió la existencia de riesgo de fuga, de destrucción de pruebas y de reiteración delictiva.