Foto: Internet
A unas horas de que los tres Reyes Magos lleguen a los hogares de los niños mexicanos, los saqueos, bloqueos y el caos, no da tregua en algunas entidades del País

En plena víspera de la celebración de los Reyes Magos, las manifestaciones y saqueos por el reciente incremento a la gasolina, se han intensificado en toda la República Mexicana.

En los medios televisivos no aparecen las acostumbradas entrevistas a los tres Reyes Magos preguntándoles sobre los juguetes que han tenido mayor demanda este año, mucho menos las imágenes de jugueterías y mercados conglomerados por las compras de pánico, con sondeos a comerciantes que relatan lo bajas que han estado las ventas año con año.

Y no es así porque las escenas que inundan los medios electrónicos, impresos y de televisión, son de la población cometiendo bloqueos, saqueos, mostrando su indignación ante el mega gasolinazo que entró en vigor el 1 de enero, cuando meses antes, el propio Enrique Peña Nieto anunció que ya no habría más alzas en los combustibles.

Foto: Internet

Los principales estados que se han visto más afectados por los actos de rapiña son el Estado de México, Veracruz, Michoacán, Tabasco y Quintana Roo, entidades en cuyos hogares, el festejo de los Santos Reyes es de mayor tradición que en otras partes del País, sin embargo, los saqueos a tiendas de autoservicio y departamentales, llegaron a ensombrecer el arribo de Melchor, Gaspar y Baltazar.

 

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (Antad) informó que 250 tiendas han sido atracadas en su totalidad en todo el País. Dicha situación ha orillado el cierre de al menos 170 supermercados por el temor a las protestas que, al pasar de las horas, toman mayor fuerza.

Hasta la mañana de hoy, autoridades reportaron la detención de aproximadamente 430 personas por saqueo y vandalismo, sin embargo, a través de una grabación se percataron también de la participación de 4 elementos policíacos en actos de rapiña. Los policías, quienes ahora están dados de baja, fueron captados mientras subían varios artículos a sus patrullas.

Pero las protestas no han generado sólo pérdidas materiales, también humanas. Anoche se reportó la muerte de un policía de la Ciudad de México. Las circunstancias en las que falleció, aún se desconocen, pero existen dos versiones; una indica que murió al intentar detener a asaltantes, y la otra que fue embestido por manifestantes que intentaban tomar una estación de gas. 

Coahuila también presente en las manifestaciones

Ciudadanos de algunos municipios de Coahuila, principalmente de Saltillo, Torreón, Acuña y Monclova, se han movilizado para manifestar su inconformidad ante el “mega gasolinazo”.

En Saltillo las protestas comenzaron desde el pasado domingo 1 de enero con la “marcha del cacerolazo”, mientras que en los días consecutivos, cientos de personas realizaron desde bloqueos carreteros, hasta marchas que finalizaron en el Congreso del Estado.

Por otro lado, en Monclova la población aún sigue en “pie de lucha”, situación que originó un desafortunado encuentro entre civiles y policías ya que Elementos de Fuerza Coahuila y del Grupo de Armas y Tácticas Especiales intentaron desalojar a los ciudadanos que se manifestaban al exterior de Pemex.

Foto: Internet

Los grupos policíacos utilizaron la fuerza pública para detener a 30 personas entre ellos 3 mujeres menores de edad, además hicieron uso de gas lacrimógeno en contra la población, incluyendo niños

El operativo era encabezado el delegado regional de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) Rodrigo Chaires Zamora. Los ciudadanos se defendieron con piedras y palos que encontraron en el camino para evitar ser desalojados.

Hasta el momento, no hay señal de que la población, de tregua para que la clama regrese a los estados ya mencionados, al contrario, cada vez son más las entidades que se suman a la ola de protestas y aún más, las convocatorias y cadenas (algunas falsas) difundidas por redes sociales invitando a la población a unirse a las marchas y bloqueos. Pero, ¿y el festejo de los Reyes Magos?

El día de los Santos Reyes es poco celebrada, a comparación de el día de Noche buena o Navidad. Las jugueterías reportan ventas muy por debajo de las generadas durante la época navideña, sin embargo, en el centro y sur de México el festejo a Melchor, Gaspar y Baltazar, está aún más presente que en otras partes del País, pero es en dichas zonas de la república en donde se intensifican los actos de rapiña a tiendas de jueguetes, autoservicio y departamentales, imperando el caos por encima de la manifestación pacífica.