Tomada de Internet
Tras la venta de Algodoneros, el gobernador del estado asegura que el equipo seguirá jugando en la capital pero no dio detalles si existen compradores o nuevos dueños

Ante los nuevos rumores de la venta de Saraperos de Saltillo y de su posible salida de Coahuila para irse a otra plaza, el gobernador Miguel Ángel Riquelme indicó hoy que, en su caso,  el Gobierno del Estado buscará apoyar de alguna forma a quien lo adquiera y que estará atento para que se quede en Saltillo.

VANGUARDIA publicó ayer sobre los rumores del supuesto interés por esta franquicia de béisbol por parte del GIS, aunque el consorcio desmintió tener en sus planes adquirir a la organización deportiva.

También se han manejado versiones de que la venta de Saraperos sería por parte de empresarios de otra entidad, lo que tiene en la incertidumbre a la afición sarapera, que incluso ha estado adquiriendo los “Sarapebonos” para la próxima temporada, que inicia en abril.

En este sentido, Riquelme dijo que si hay empresarios que se vayan a hacer cargo de equipo, el Estado siempre estará presto para apoyar, aunque descartó que el Gobierno vaya a comprar la franquicia.

Aquí el tema es que lo peor es que se fuera el equipo (de Saltillo), hay que ver quién se queda con el equipo para poderlo apoyar, qué es lo que puede hacer por parte el Gobierno de Estado. El Gobierno del Estado no compra equipos, pero sí estará siempre muy atento para que esos equipos sigan jugando aquí en Coahuila, tanto Saraperos como los Algodoneros”.
Miguel Ángel Riquelme, gobernador de Coahuila.