Archivo
El próximo lunes se dictaminará la sanción que recibiría el mandatario estatal y el secretario General de Gobierno, Manuel González

Monterrey, Nuevo León.- La hora de la verdad se acerca para el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón quien podría ser destituido de su cargo e inhabilitado por seis años por el asunto de las “broncofirmas”.

Este viernes, se circuló la convocatoria para dictaminar el próximo lunes la sanción  que recibiría el mandatario estatal y el secretario General de Gobierno, Manuel González por haber desviado recursos estatales para recolectar las firmas para avalar la candidatura independiente del Bronco a la presidencia de la nación.

La Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emplazó al Congreso local para sancionar a ambos funcionarios y estableció el 20 de diciembre como fecha límite.

Un predictamen circulado habla de destitución para el gobernador e inhabilitación para ambos funcionarios.

“En su carácter de servidor público como gobernador del estado de Nuevo León, en términos de lo establecido por los considerados, la sanción consistente en: destitución del cargo de gobernador del estado de Nuevo León e inhabilitación como servidor público por seis años”, indica el acuerdo.

La inhabilitación sería al día siguiente a la aprobación del dictamen.

Por lo que respecta a Manuel González, quien cuando los hechos, se desempeñaba como gobernador interino éste sería inhabilitado por seis años.

 “En términos de lo establecido por los considerandos, la sanción consistente en: inhabilitación como servidor público por seis años, contados a partir del día hábil siguiente a la aprobación del presente dictamen”, señala el predictamen sobre la sanción a González.