Eduardo Cervantes Aguilar enfrenta otras investigaciones por el delito de homicidio y nexos con el crimen organizado


El alcalde de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, Eduardo Cervantes Aguilar está ilocalizable y no acudió a declarar ante el Ministerio Público por el caso de Giovanni López, quien falleció a causa de la golpiza que le dieron los policías municipales el pasado 4 de mayo.

Gerardo Octavio Solis, el fiscal del estado, informó que el presidente municipal solo estaba citado para declarar sobre el hecho, pero ahora deberá presentarse el lunes como imputado y tendrá que estar en compañía de un abogado.

Eduardo Cervantes Aguilar también debe responder por otros delitos que se le acusa y por los cuales estaba bajo investigación, pero que no habían tenido avance hasta que se hizo pública la meurte del hombre de 30 años de edad que ocurrió el 5 de mayo, horas después de la agresión que sufrió.

Debido a la violencia con la que los elementos policiacos actuaron y por los múltiples señalamientos de abuso de poder y nexos con el crimen organizado, la policía estatal de Jalisco desarmó a los agentes de Ixtlahuacán y tomó el control de la seguridad.