Foto: Francisco Rodríguez
Más de 70 elementos de la policía llegaron a disolver un plantón de al menos 400 personas que protestaban contra la instalación de la empresa

Una protesta de habitantes de comunidades aledañas a la empresa de cianuro de sodio, Chemours Laguna, quienes están en contra de la instalación de la empresa, terminó en una riña violenta entre policías de Gómez Palacio y los propios habitantes.

Cientos de lugareños llegaron a las 5 de la mañana a bloquear los dos accesos a la planta pero a las 10 de la mañana la presidenta de Gómez Palacio, Leticia Herrera, envió a más de 70 policías, entre ellos un grupo anti motín, a disolver el plantón.

En el acceso de Las Américas, los policías comenzaron a aventar a niños, adultos mayores y mujeres, lo que desencadenó en el enojo de la gente. Los pobladores respondieron y aventaron piedras a los policías.

Según contaron los habitantes, hubo inclusive disparos. “A un compañero le dieron un balazo en un pie. Muchos compañeros salieron heridos de los macanazos”, contó Genaro Sánchez, habitante de El Siete, la comunidad más cercana a Chemours.

Los habitantes y policías se enfrascaron en un riña violenta e inclusive unos jóvenes de las comunidades, voltearon una camioneta de la policía municipal.

 

En la campal se juntaron alrededor de 400 personas de 20 comunidades, entre ellas El Siete, Dinamita, El Volado, Auora, Numancia, Martha, entre otras. Al lugar también arribaron policías estatales, policía Metropolitana y según algunos habitantes, también se vieron patrullas de Coahuila.

Al menos hubo una docena de heridos entre pobladores y policías. Se informó que hubo detenidos pero no se ha detallado la cifra.