Reclamo. Asociaciones de defensa de los animales entregan iniciativa al Congreso para pedir penas más severas contra el maltrato de las mascotas. OMAR SAUCEDO
Los rescatistas se manifestaron afuera del Palacio Legislativo para exigir que se castigue a las personas que maltratan, hieren, asesinan y abusan sexualmente de los animales

Este lunes rescatistas y asociaciones que defienden los derechos de los animales entregaron una iniciativa al Congreso del Estado de Coahuila para reformar el Código Penal con el objetivo de que las penas por maltrato a otras especies sean más severas.

“Venimos a entregar una iniciativa para hacer un cambio en el Código Penal en cuanto al artículo de Protección de Animales en el Estado de Coahuila, esta iniciativa pretende aumentar las penas”, explicó Alma Salinas, fundadora de Alianza por los Derechos de los Animales de Coahuila (ADAC), asociación civil con tres años y que agrupa a varios rescatistas con más años de experiencia.

Asimismo, los rescatistas se manifestaron afuera del Palacio Legislativo para exigir que se castigue a las personas que maltratan, hieren, asesinan y abusan sexualmente de los animales.

Con consignas y cartulinas con frases como “Ni un Fantasmita más”, “No al maltrato animal”, “Por los que no tienen voz”, “Digamos no al maltrato animal”, “Exigimos castigo ejemplar”, los miembros de estas asociaciones, acompañados de una perrita, dieron a conocer su postura a legisladores y sociedad.

Citaron el más reciente caso de maltrato en la Región Sureste y que conmocionó a vecinos y a usuarios de redes sociales: el sábado 13 de junio, Octavio ‘N’ golpeó, asfixió y mató a la perrita de nombre “Fantasma”, en la vía pública.

Aunque el agresor fue detenido, un juez ordenó que siguiera su proceso en su domicilio bajo medidas cautelares porque el delito no era considerado como grave en el Código Penal.

Por esto, los defensores de los derechos de los animales presentaron una iniciativa para modificar las sanciones y que verdaderamente se haga justicia en casos de violencia, pues se atenta contra la vida de seres indefensos.

En Coahuila existe una Ley de Protección y Trato Digno a los Animales, que a juicio de Alma Salinas y otros rescatistas, es bastante completa pero el Código Penal no imparte sanciones adecuadas.

“Son muy pocos delitos que se consideran hacia los animales, por ejemplo, el caso de zoofilia no está contemplado en la Ley de Protección”, detalló la rescatista.

OMAR SAUCEDO

¿LO RECUERDA?

A partir del mes de julio de 1917, golpear, torturar o matar a un animal está tipificado como delito penal en Coahuila, por lo que la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) creó la Fiscalía Especializada en Delitos contra las Mascotas, que designa en cada región un Ministerio Público (MP) para dar atención a denuncias directas o casos que trasciendan en las redes sociales.

A pesar de lo anterior, el maltrato animal se ataca en la entidad con terapias; quienes inflingen castigos a las mascotas son enviados al Centro de Salud Mental para recibir orientación y es así como pagan su delito.

Por lo anterior, los defensores de los animales salieron a las calles para exigir justicia.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.