El mandatario anunció que esta medida es para ayudar a las finanzas de la dependencia

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el aeropuerto de Santa Lucía quedará listo a más tardar en tres años, el cual contará con la normatividad de la SCT pero será administrado por la Sedena y la renta y los beneficios de éste serán transferidos a esta dependencia para fortalecer sus finanzas.

En el desayuno por el aniversario 104 de la Fuerza Aérea Mexicana en la Base Militar Aérea de Santa Lucía en el Estado de México, el mandatario afirmó que para esta nueva terminal, que ayudará a resolver el problema de saturación del Aeropuerto Benito Juárez (AICM), se van a respetar tanto las instalaciones militares, la pista y las unidades habitacionales; "no vamos a hacer nada sin dejar completamente establecida la zona habitacional".

El mandatario también anunció que el aeropuerto civil de Santa Lucía se llamará Felipe Ángeles, en honor a un piloto maderista y que la pista militar será llamada Comandante Salinas Carranza.

López Obrador indicó que para el AICM se van a rehabilitar y modernizar las pistas para hacerlo más funcional y eficaz; también informó que se va a eficientar el aeropuerto de Toluca, del cual dijo que tiene poco uso, puesto que sólo es usado por 600 mil viajeros cuando tiene capacidad para 8 millones de pasajeros.

El mandatario llegó a la base aérea militar 1 donde fue recibido por Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional y Rafael Ojeda, secretario de Marina.

Al encuentro asistieron secretarios de Estado, como Alfonso Durazo, Olga Sánchez Cordero, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena; además de los gobernadores Alfredo del Mazo y Omar Fayad.