Foto: Especial
Definió que para garantizar la paz y la tranquilidad él, que surgió de Morena, trabaja de manera coordinada con gobernadores y alcaldes postulados por PAN y PRD, “porque ya no estamos en partidos, ahora es gobierno, es democracia”. Pese a protestas, no habló sobre feminicidios

Romita, Gto. El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que la tarea de garantizar seguridad “nos involucra a todos, mas allá de banderías. No es con acciones partidarias como vamos a sacar adelante al país”.

Ante una segunda disputa verbal entre personas traídas para apoyar al gobernador Diego Sinhue Rodríguez y los reclamos de la población por el incremento de feminicidios, homicidios y desapariciones de mujeres asesinatos y desapariciones, el Presidente hizo un ejercicio para señalar que, por encima de intereses de partido, está el del país.

“A ver, porque trajeron porras, que levanten la mano los que son del PRI. Son bastantes. Ahora, levanten la mano los que son del PAN. También son considerables. Que levanten la mano los que son de Morena. También son importantes. Pero a ver, que levanten la mano los que están en el partido que se llama México”. 

La mayoría lo hizo así y el jefe del Ejecutivo celebró: “Les ganamos”.

Definió que para garantizar la paz y la tranquilidad él, que surgió de Morena, trabaja de manera coordinada con gobernadores y alcaldes postulados por PAN y PRD, “porque ya no estamos en partidos, ahora es gobierno, es democracia”.

A la entrada del cuartel de la Guardia Nacional, un grupo de mujeres exigió la declaratoria de alerta de género para Guanajuato.

Al paso del Presidente desplegaron una manta en la que se leía: “Los feminicidios de mis hermanas opacan tu visita. Alerta de género nacional. Ni una menos”.

A su llegada al aeropuerto de Silao, el Presidente declinó referirse a la manifestación del colectivo.