Foto: Especial
El gobernador federal López Obrador afirmó que los delincuentes no podrán comprar ni usar sus influencias para manipular a las autoridades

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, afirmó que el poder económico ya no decide la vida pública del país. Pues añadió que su gobierno no está al servicio de la corrupción ni de la mafia, tampoco se puede comprar la impunidad para los delincuentes.

“Ya no va a ser ese poderoso caballero ‘Don Dinero’ el que decida sobre la vida pública de México, ya el dinero no es lo que rifa, ya el que esté pensando que su Dios es el dinero y que lo resuelve todo con dinero, se va a equivocar, ya no es por influencias ni con dinero, no es el poder económico el que va a decidir sobre la vida pública en nuestro país”, expresó.

El mandatario federal mexicano se dirigió a los delincuentes durante la inauguración de la Guardia Nacional de Pénjamo en la Ciudad de México, y les dijo que ya no pueden comprar a las autoridades.

“Un mensaje a los que se dedican a las actividades delictivas, que se escuche bien, que se escuche lejos: no se va a permitir que actúe la delincuencia con impunidad. Ya no es el tiempo de antes”.

De igual manera, López Obrador aseguró que las influencias para salir de la cárcel ya no van a servir de nada para comprar a Ministerios Públicos o jueces, porque se encuentran limpiando la corrupción del gobierno.

Además, AMLO reiteró que su régimen viene trabajando en garantizar bienestar a la población para que las futuras generaciones se alejen de las conductas antisociales y agregó que la responsabilidad de devolver la paz al país es responsabilidad de todos y que esa es una de sus prioridades.