A mediados del año pasado, las autoridades de Quintana Roo advirtieron de una amplia mancha de sargazo que se dirigía a Yucatán; sin embargo, vientos del norte lo impidieron. ARCHIVO
La dependencia comentó que se espera la llegada de un buque que se encargará de la limpieza del canal de Yucatán, así como de la realización de labores de investigación

MÉRIDA, Yuc.-La Secretaría de Marina (Semar) en Quintana Roo alertó sobre una gran cantidad de sargazo que se está desviando a Yucatán, donde se espera la llegada masiva en fechas próximas.

En las 40 playas que atiende la Secretaría de Marina en Quintana Roo, en el primer semestre del año, se han monitoreado 9 mil 130 toneladas de sargazo, y fue en los meses de mayo y junio cuando se tuvo la mayor arribazón con 6 mil 758 toneladas.

La dependencia federal señaló que de acuerdo con el monitoreo, se detectó que de las aproximadamente 10 mil toneladas que fueron monitoreadas en el Atlántico, unas 6 mil toneladas se estarían dirigiendo hacia Yucatán y solo 4 mil toneladas llegarían a Quintana Roo.

El monitoreo realizado por la Semar precisó que esas seis mil toneladas avanzan hacia el Canal de Yucatán, por lo que el restante de sargazo continúa en dirección hacia las costas de Quintana Roo.

La dependencia comentó que se espera la llegada de un buque que se encargará de la limpieza del canal de Yucatán, así como de la realización de labores de investigación.

A mediados del año pasado, las autoridades de Quintana Roo advirtieron de una amplia mancha de sargazo que se dirigía a Yucatán; sin embargo, vientos del norte lo impidieron.

A finales de 2019, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció sus planes de crear un observatorio de sargazo en Yucatán con el fin de detectar a tiempo el arribo del alga a las costas y planear eficientemente barreras de contención para otros estados, principalmente Quintana Roo, que el año pasado fue afectado por la llegada masiva de esta especie marina a sus playas.

Igual en Yucatán, el año pasado se registraron problemas por la llegada de sargazo aunque no en las cantidades tan elevadas como ocurrió en el vecino estado de Quintana Roo.