Esperanza Dávila Sota, directora del CECUVAR. / Foto: Francisco Muñiz/VANGUARDIA.
Platicamos con la académica que a partir de ahora tendrá a su cargo la institución dedicada a la investigación de la historia regional y resguardo de su patrimonio histórico

Desde 1999 el Centro Cultural Vito Alessio Robles (CECUVAR), fundado por un equipo de académicos y expertos liderados por Javier Villarreal Lozano, ha adquirido con constancia mayor renombre en el área de la investigación historiográfica nacional y la gestión cultural, pero tras el fallecimiento de su director y fundador en octubre pasado este proyecto quedará en manos nuevas.

“Es una nueva etapa del Vito, con una nueva dinámica y desde luego una visión, sino diferente, sí una visión personal que tendrá que tomar muy en consideración el Vito Alessio Robles y los años de prestigio que existen atrás”, con estas palabras Esperanza Dávila Sota dio a conocer que a partir de esta semana será la nueva directora del CECUVAR.

En entrevista con VANGUARDIA la investigadora, escritora y colaboradora de este medio, compartió algunos de los puntos que abordará su proyecto de trabajo al frente de la institución, reconoció el legado de Villarreal Lozano y adelantó información sobre algunas de las actividades que tendrán este año.

 

Homenaje a su fundador

“El día 17 de febrero tenemos una charla con Adolfo Castañón, a distancia, en la que únicamente él va a hablar del licenciado Villarreal y de la relación que hubo entre ellos, como intelectuales y como profesionales. Va a ser una charla muy entrañable para todos nosotros y con eso terminamos por ahora los homenajes al lic. Villarreal”, comentó.

“Él fue el constructor del prestigio. Él hizo del Vito Alessio Robles un importante referente de la cultura y de la historiografía de Coahuila. Un referente no solo nacional sino internacional. Trabajó y con su visión y sus múltiples facetas hizo del Vito Alessio Robles lo que es hoy. Sus acciones siempre estuvieron encaminadas a ganar prestigio para el Vito, a hacer de esta una gran institución”, dijo y agregó que uno de sus primeros objetivos es imponer el nombre de Javier Villarreal Lozano a uno de los espacios del CECUVAR, sobre lo cual dará mayor información más adelante.

Ante la pandemia

Con 11 miembros el equipo del centro estaba justo: “no había ni uno más ni uno menos”, expresó la directora, pero la pandemia redujo a 6 el personal, y además de la partida de su fundador también los afectó la pérdida de Víctor Moncada, quien falleció el pasado 19 de enero.

“Él fue estos 22 años un brazo derecho para mí en la biblioteca y él se iba a quedar como responsable de la misma, junto conmigo, desde luego, pero para que yo pueda dedicarme más a atender las cuestiones de la dirección él iba a tener una mayor responsabilidad, pero acaba de suceder su partida, va a ser difícil reemplazarlo, era una persona con un perfil muy particular: un bibliotecario que se llegó a especializar en el tipo de biblioteca que tenemos y que incluso nos auxiliaba en estas cuestiones técnicas de alimentar la página de Facebook y todo eso”, comentó.

“Estamos muy disminuidos en personal […] Es una empresa no sé si difícil pero es un gran reto poder trabajar con 6 personas y todo el personal está dispuesto”, agregó, “el lic. Villarreal creó cimientos muy fuertes, entonces los embates que hemos tenido no van a derrumbar el edificio”.

 

Proyecto de trabajo

Aunque su proyecto de trabajo sigue en formación, ya tiene en claro algunos puntos que compartió con nosotros. Primero mencionó que propone un aprovechamiento total del patrimonio cultural del Vito Alessio Robles. Esto incluye dar a conocer el valor patrimonial de los libros, documentos y archivos que resguarda, al igual que con el edificio mismo, en particular el mural de Elena Huerta que, aseguró, “promocionaremos para que toda la gente lo conozca y sepa la historia de ese patrimonio”.

En este sentido también compartió que en estos días terminarán los trabajos de restauración de la puerta de la calle de Bravo, parte del inmueble que en 2019 se anexó y que solía albergar la Biblioteca Elsa Hernández de las Fuentes, realizada con apoyo de la Secretaría de Educación.

Asimismo, comentó que dicho anexo quedó incompleto en su rehabilitación, por lo que buscarán el apoyo del Gobierno del Estado para terminar esos trabajos y continuar en su objetivo de solidificar la infraestructura física.

“Estamos en un momento muy importante del Vito Alessio, acotados por la contingencia sanitaria y porque apenas entramos en funciones. Entramos con una visión nueva y con deseos de trabajar mucho y buscaremos, este es otro punto del programa, el trabajo conjunto con otras instituciones y con otros organismos similares al nuestro”, agregó, “ya en el pasado se ha trabajado con muchas instituciones de cultura, con otros museos, con colegios de investigadores, precisamente porque es mucho más importante la colaboración, porque es la manera ahorita de producir resultados”.

Además destacó su interés en “dar el salto” a la nuevas tecnologías.

“La Secretaría de Educación nos prometió su apoyo en ese sentido, no solo para digitalizar documentos o libros únicos e importantes que tiene en resguardo la biblioteca, sino también para poder hacer una página propia para colgar los catálogos de la biblioteca y para publicitar y difundir en esa página nuestras actividades y nuestros eventos Las nuevas tecnologías son la puerta a la cultura, en estos momentos y tendremos que implementarlas”, comentó.

Grandes conmemoraciones

Este 2021 en México se cumplen dos importantes aniversarios: el bicentenario de la Consumación de la Independencia y los 500 años de la Caída de Tenochtitlán, acontecimientos que conmemorarán en el CECUVAR.

Sobre este último Dávila Sota reconoce que se trata de un evento que no todos consideran digno de conmemoración, pues marca lo que también se conoce como la Conquista de México, pero “nuestra postura es la conmemoración del inicio de México, por lo que invitaremos a los especialistas a que expongan sus particulares puntos de vista en vista de la controversia que suscita el tema”, señaló.

En cuanto al otro tema no solo es de importancia para la nación, sino que Saltillo destaca en este acontecimiento pues, explicó, fue la primera ciudad en decretar la Consumación de la Independencia el 1 de julio de 1821, antes de que cualquier otra ciudad o estado lo hiciera, por lo que ya están organizando actividades para conmemorar la fecha.

También recalcó que están a la expectativa de las indicaciones de las autoridades para reactivar los eventos presenciales, mientras tanto continuarán haciendo uso de las herramientas digitales.

 

La memoria de la región

Esperanza Dávila inicia una nueva etapa en el Centro Cultural Vito Alessio Robles, en medio de una época compleja pero con grandes aspiraciones para una institución de gran prestigio que cuenta con el apoyo de la comunidad y del Gobernador Miguel Ángel Riquelme, a quien le comunicó que “lo apoyamos en su proyecto de gobierno, en el aspecto que está trabajando de hacer una consolidación del presente para reforzar el futuro. Esto es inherente a la misión del Vito Alessio Robles, que se le encomendó desde su fundación en 1999 y es la investigación de la historia regional, si Coahuila conoce su historia puede reforzar su futuro, porque en su historia está la memoria como entidad, entonces una gran misión de apoyo al proyecto del Gobierno del Estado”.

¿Quién es Esperanza Dávila Sota?

  • Es maestra en Lengua y Literatura Españolas por la Normal Superior de Coahuila. Fue maestra de tiempo completo en el Ateneo Fuente donde impartió clases, dirigió el Departamento de Educación Personalizada y se encargó de la Biblioteca “José García Rodríguez”, para iniciar la catalogación de los acervos. Ahí localizó el fondo antiguo y realizó la primera exposición de Libros Antiguos para el 50 Aniversario del edificio en 1983.
  • De 1985 a 1987 dirigió el Departamento de Difusión Cultural Unidad Saltillo de la Universidad Autónoma de Coahuila. Apoyó el inicio de la Universidad Tecnológica de Coahuila (UTC), donde integró el Centro de Información y Consulta y dirigió las áreas de Actividades Culturales, Prensa, Servicios Bibliotecarios y Extensión y Difusión. Desde su fundación en 1999, ha sido coordinadora de la Biblioteca del Centro Cultural Vito Alessio Robles y coeditora de la revista Provincias Internas. 
  • Es coautora con Maria Elena Santoscoy del libro Catedral de Saltillo ...por los siglos de los siglos, edición conmemorativa de los 200 años de la Catedral de Saltillo, editado en 2001 por la UAdeC, el Gobierno del Estado y el Municipio de Saltillo, y en 2004 compiló el libro Óscar Dávila. Aproximaciones literarias, para la Colección Siglo XX Escritores Coahuilenses, de la UAdeC. Escribió cinco de las biografías de coahuilenses distinguidos publicadas en la Colección Nuestra Gente, del Gobierno del Estado de Coahuila.
  • Desde el año 2000 publica su columna “Desde mi barrio” en el periódico Vanguardia. En 2008 recibió el Premio de Periodismo Cultural “Armando Fuentes Aguirre” de la UAdeC. En 2015 publicó su libro María Ignacia de Azlor y Echeverz. Una vocación dedicada a la enseñanza de la mujer mexicana. Ha colaborado en diversas revistas locales y nacionales.
  • Ha curado diversas exposiciones bibliográficas, documentales e históricas en el Centro Cultural Vito Alessio Robles, del cual es miembro fundador.