Saraperos ya comenzó con labores en el Estadio Francisco I. Madero previo al arranque de la temporada 2019. / Cortesía
El equipo de Saraperos de Saltillo mantiene informando en sus redes sociales sobre las actividades en esta temporada 'muerta', pero los aficionados no pierden oportunidad de manifestar sus inconformidades con el equipo

Mientras la directiva de los Saraperos de Saltillo continúa trabajando de cara a la Temporada 2019 de la LMB, la que significará la campaña 50 de la Nave Verde en el circuito veraniego, el “divorcio” con la afición sigue viéndose a través de las redes sociales.

“Continúa el arrope del pasto del Estadio Madero, pues se adelantó el frío invierno y seguirá presente en Saltillo, importante para mantenerlo lo mejor posible para el 2019 @LigaMexBeis #SomosSarape”, escribió el equipo en su cuenta oficial de twitter, donde “colgó” una serie de fotos de las labores que ahí se realizan.

Sin embargo, algunos seguidores no dejaron pasar la oportunidad para lanzar algún reclamo, como @mrbofo999, quien reprochó: “Pinten las estructuras de metal, arreglen los baños, pinche estadio lo tienen hecho una porqueria”.

De igual forma, el club le da seguimiento a los peloteros que les pertenecen y participan en la Liga Mexicana del Pacífico. Josuán Hernández, Leandro Castro, Mario Meza, Santiago Gutiérrez, Rafa Martin y Héctor Daniel Rodríguez, son algunos de los elementos de los que Saltillo “presume” su actividad.

Pero ahí también hay fuertes reclamos por parte de la fanaticada, especialmente por Dany Rodríguez, quien no reportó con Saraperos en ninguna de las dos temporadas del 2018, por supuestamente no llegar a un acuerdo.

“Los sigues presumiendo como si lo hubieran tratado de lo mejor aca en la temporada anterior, maldito cáncer de pseudodirectiva que tenemos... ahora sí le ponen atencion, como no le tienen que pagar”, escribió @Marco65929325.

O @juanleyrs, quie reprochó: !Y ahora sí le van a pagar al Dany, o lo están promocionando para venderlo”.

Si bien son pocos los que levantan la voz, muchas veces con perfiles anónimos, los reclamos para la directiva saltillense no cesan.