Situación. Que no haya denuncias no significa que no haya inconformidades, lo que hay es desconfianza de que se dé seguimiento por teléfono. OMAR SAUCEDO
Clientes de diferentes tiendas consideran que la falta de módulos para emitir quejas pueda repercutir en dar seguimiento a las demandas de los compradores

Las quejas por no exhibir precios y ofertas engañosas no llegan a la Procuraduría Federal del Consumidor, Profeco; ante la falta de módulos presenciales en tiendas departamentales, consideraron algunos clientes.

A tres días de arrancar el Buen Fin, la Profeco no ha recibido ninguna queja o denuncia a través de llamadas, mensajes en redes sociales o en sus oficinas con sede en Torreón.

Los compradores aseguraron que nadie llama a las líneas disponibles para proceder en su denuncia, quedándose en sólo “un coraje en medio de sus compras”, ante la falta de módulos presenciales, como los que colocaban anteriormente.

“Es que luego por teléfono qué se hace, es más el coraje que te da de volverlo a contar, que lo que resuelven”, comentó una clienta quejándose de una promoción inválida a la hora de pagar, sin embargo, no había llamado para hacer la denuncia.

Clientes de diferentes tiendas consideran que la falta de módulos para emitir quejas pueda repercutir en dar seguimiento a las demandas de los compradores, pues al no ver los módulos que antes colocaban, no realizan las denuncias a través de otras vías.

Ana Luisa Casas

Escritora y bailarina. Periodista desde los 19 años. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por Universidad Autónoma de Coahuila. Comenzó su carrera como colaboradora en INFONOR y posteriormente en El Universal de la Ciudad de México. Así como tres medios regionales. Tiene una publicación en “Mínima” una antología de  microficción. Acreedora de la estatuilla Armando Fuentes Aguirre en la categoría de Entrevista y especialista en Derecho a la Información, Fiscalización y Combate a la Corrupción por la Academia Interamericana de Derechos Humanos. Actualmente se desempeña orgullosamente como periodista en Vanguardia.