Foto: Especial
El sindicato Unifor mantiene su campaña para boicotear los autos de General Motors hechos en México

Nueva York.- El Super Bowl siempre tiene su cuota de comerciales de autos que prometen que uno se sienta bien, pero los televidentes canadienses recibieron algo diferente el domingo: un anuncio atacando a General Motors por ser codiciosa y "no canadiense".

General Motors no pudo impedir que el anuncio de 30 segundos pagado por un sindicato de trabajadores de la industria automotriz se transmitiera en las estaciones de televisión canadiense durante el partido del domingo. 

El comercial acusa a GM de expandirse en México mientras que deja a los canadienses "en el frío". Aludió al hecho de que GM está cerrando su fábrica de automóviles en Oshawa, Ontario, cerca de Toronto, lo que le costará su puesto de trabajo a unos 2 mil 600 obreros. 

El sindicato Unifor no dijo cuánto costó el anuncio, excepto indicar que fue una fracción del precio de un anuncio del Super Bowl en Estados Unidos. El sindicato hizo caso omiso de una carta de oferta de tregua y desistimiento de la filial de GM en Canadá, que amenazaba con emprender acciones legales si el anuncio se transmitía.

General Motors dice que el anuncio es engañoso e inexacto.