Especial/ La Sección 15 y la aerolínea acordaron una nueva audiencia conciliatoria a realizarse mañana 21 de octubre
La aerolínea se comprometió a dispersar 10 millones de pesos entre todos los trabajadores, para prorrogar el paro de actividades programado para hoy

La Sección 15 de Interjet –sindicato que representa a parte de los colaboradores de la aerolínea– informó que la huelga prevista para hoy a partir de las 10:00 am se prorrogará hasta el próximo 30 de octubre a la misma hora, como parte de los acuerdos a los que ambas partes llegaron en una audiencia ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

De acuerdo con un comunicado de la Sección 15, al que Expansión tuvo acceso, también se acordó una nueva audiencia conciliatoria para mañana 21 de octubre. Las reuniones se dan luego del incumplimiento de la aerolínea en el pago de salarios, que varía entre una y tres quincenas, por lo que algunos trabajadores percibieron su último sueldo el 1 de septiembre pasado.

Otro de los convenios alcanzados compromete a la aerolínea a la dispersión de 10 millones de pesos para los trabajadores, indica Francisco Joaquín Del Olmo, director de la Sección 15, además de otros pagos a pilotos de los equipos Sukhoi que opera la aerolínea.

“A insistencia y por la presión ejercida por la comisión de trabajadores, la empresa optó por ofrecer una prueba de seriedad, donde se estará dispersando la cantidad de 10 millones de pesos dividida entre todos los trabajadores; asimismo, a los pilotos de SSJ100 que han estado activos, se les pagará una quincena adeudada”, indica en el comunicado.

“Desde la óptica de la organización sindical, en casos de tremenda complejidad como en el que nos encontramos, no hay decisiones correctas o incorrectas. Solo el tiempo nos podrá dar respuesta de qué opción era mejor que otra (…) Seguiremos dando puntual seguimiento al proceso legal iniciado, esperando contar con el apoyo de la empresa para comenzar a cumplir sus compromisos”, agrega.

Desde 2019, Interjet ha estado en la mira por adeudos al fisco y servicios esenciales para su operación, como de combustible y servicios a la navegación aérea. La pandemia desplomó sus niveles de tráfico a mínimos históricos, sin que haya podido recuperar tráfico al mismo ritmo que sus otros competidores, y, pese a la inyección de 150 millones de dólares a la empresa anunciada en julio pasado, fuentes al interior de la compañía indican que ese dinero aún no se ha inyectado.