Tomohiro Fukuzawa, quien dirige el proyecto de SkyDrive, expreso que espera que “el auto volador” se pueda convertir en un producto real para el año 2023. Por el momento, auto sólo puede volar entre 5 y 10 minutos.

El antiguo sueño de trasladarse por los cielos en forma tan fácil como conducir en las carreteras, empieza a volverse realidad.

SkyDrive Inc. de Japón, entre los innumerables proyectos de “autos voladores” en el mundo, ralizó una exitosa, aunque modesta, prueba de vuelo con una persona a bordo.

En un video mostrado el viernes a la prensa, una máquina que parecía una motocicleta elegante con propulsores se levantó entre 1 y 2 metros (varios pies) del piso, y flotó en una zona cercada durante cuatro minutos.

Esta foto tomada se muestra un vuelo de prueba de un "auto volador" tripulado en el Toyota Test Field en Toyota, Japón central. Foto: AP/©SkyDrive/CARTIVATOR

Tomohiro Fukuzawa, quien dirige el proyecto de SkyDrive, dijo que espera que “el auto volador” pueda convertirse en un producto real para el 2023, pero reconoció que la seguridad era crítica.

De los más de 100 proyectos de autos voladores del mundo, sólo un puñado ha sido exitosos con una persona a bordo”, le dijo a The Associated Press. “Espero que muchas personas quieran conducirlo y se sientan seguras”.

Esta foto tomada se muestra un vuelo de prueba de un "auto volador" tripulado en el Toyota Test Field en Toyota, Japón central. Foto: AP/©SkyDrive/CARTIVATOR

Por el momento, la máquina sólo puede volar entre 5 y 10 minutos, pero si eso puede convertirse en 30 minutos tendrá más potencial, incluidas las exportaciones a lugares como China, dijo Fukuzawa.

A diferencia de los aviones y helicópteros, los vehículos eVTOL (las siglas en inglés de Despegue y Aterrizaje Eléctrico Vertical) ofrecen, por lo menos en principio, un rápido traslado personal de un punto a otro.

Pueden evitar el embotellamiento de los aeropuertos y el tráfico, además del costo de contratar pilotos ya que podrían volar automáticamente.

El tamaño de las baterías, el control de tráfico aéreo y otros problemas de infraestructura están entre los muchos desafíos a superar para su comercialización.

“Muchas cosas tienen que suceder”, dijo Sanjiv Singh, profesor en el Instituto de Robótica de la Universidad Carnegie Mellon, quien cofundó Near Earth Autonomy, cerca de Pittsburgh, que también trabaja en una aeronave eVTOL.

Si cuestan 10 millones de dólares, nadie los comprará. Si vuelan durante 5 minutos, nadie los comprará”, dijo Singh en entrevista telefónica.