Foto: Especial
Tras un caso de agresión de una mujer a un hombre, su pareja, ella fue detenida. Lo increíble fue la reacción del hombre ante esto, el decidió saltar por la ventana

España.- La Policía Nacional de España ha tenido que ayudar a un hombre que había quedado colgado de una ventana cuando escapaba de su pareja, una chica de nacionalidad china que lo había agredido durante una grave discusión en su casa en Madrid.

El hombre, también de nacionalidad china, intentó saltar por la ventana después de recibir el impacto de una pieza de mármol que le ha dejado heridas a la cara y al cuello. Los hechos han pasado en el barrio de Carabanchel de Madrid y la imagen que han dejado es sorprendente: un hombre colgado de una ventana con agentes de la Policía Nacional ayudándolo.

Según han explicado fuentes policiales, la pareja se estaba peleando cuando la patrulla de la policía de la ciudad ha llegado a casa de los dos jóvenes -de 25 y 26 años. Los agentes han intentado detener a la chica al ver que había agredido a su pareja, pero la chica se resistió y tuvieron que inmovilizarla. Finalmente ha quedado detenida por un delito de atentado contra agentes de la autoridad, resistencia y desobediencia y también maltratos en el ámbito del hogar.

Sin aviso, el hombre saltó por la ventana

Pero la segunda parte de la historia es la que ha dejado la imagen surrealista. Según La Razón, el hombre, durante la detención de su pareja, con quién tienen un hijo de pocos meses, empezó a gritar y dio una patada a uno de los policías. Después del golpe, empezó a correr y saltó por la ventana. Quedó cogido del marco de la ventana hasta que dos patrullas de la policía lo pudieron descolgar. Un agente desde abajo, encima del coche, lo pudieron ayudar a bajar.

La imagen, vista desde la calle, era surrealista. La distancia entre la ventana y el suelo era de unos seis metros y eso es lo que hace dudar a la policía de las intenciones del hombre al saltar.

La policía está investigando si el hombre se quería escapar de la policía, de la mujer o quitarse la vida. Los agentes no entendían nada; los dos jóvenes no hablan español. Fue una vecina, también china, la que ayudó a los agentes a entender qué pasaba en esta casa de la calle Amistad del barrio de Carabanchel.