Foto: Especial
Daniel llevó a la mujer inconsciente, a las duchas de un vestidor del Shawnee Inn and Golf Resort, en Pensilvania, para aprovecharse de ella. Esto pareció no importarle a su prometida

Pensilvania.- Una mujer decidió continuar con los planes de su boda incluso cuando horas antes había sorprendido a su prometido violando a su amiga quien sería dama de honor.

Según con información de medios locales, Daniel Carney de 28 años de edad, llevó a la mujer -quien no quiso revelar su identidad- inconsciente, a las duchas de un vestidor del Shawnee Inn and Golf Resort, para aprovecharse de ella, quitándole la pieza inferior del bikini y abusar de ella.

En ese momento la prometida de Daniel entró y lo sorprendió en el acto, y tras discutir por lo que había sucedido, la boda siguió en pie.

El lugar del ataque sexual. Foto: Especial
Foto: Especial

Sin embargo la mujer abusada denunció al hombre quien fue acusado de agresión simple, agresión indecente y relación sexual involuntaria con una persona inconsciente

La víctima, le contó a la policía que debido a su estado no podía recordar todo lo que había sucedido esa noche, aunque aseguró que había sido violada.

LOS HECHOS 

A la mañana siguiente, Carney se comunicó con la víctima para disculparse y para pedirle que dejara atrás el incidente y que tomara todas las precauciones ante un eventual embarazo. 

"Nunca lo hicimos, pero ¿podrías considerar tomar el plan B para estar seguros? Casi no hay ninguna posibilidad. Por favor, dime que sí, te lo suplico", le escribió.

La mujer fue a un hospital y denunció lo que había sucedido. 

El hombre reconoció que todo había sido "su culpa" y que había abusado de ella en el vestuario, pero no habían tenido sexo. Luego cambió la versión y la culpó a ella de 'aprovecharse' de él. 

Al parecer a la prometida no le importó, o no cree en lo que se dice de su esposo. Foto: Especial

Las dudas sobre la veracidad de las versiones finalizaron cuando la Policía analizó las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel.

"Las imágenes mostraban a la víctima y al acusado caminando por el pasillo, con la víctima extremadamente inestable y balanceándose. Justo antes de la puerta, se observa al acusado dando la vuelta y arrastrando a la víctima al vestuario", reveló la Policía estatal.

Pese a los cargos que pesan en su contra, Carney y su novia se casaron el pasado 1 de septiembre.