Las llamadas de auxilio son reales, advierten. ESPECIAL
Refirió que de entre Ecatepec, Naucalpan y Tlalnepantla, el municipio de Toluca destaca por el aumento en este fenómeno de violencia dentro de los hogares

TOLUCA, MÉX.- Desde marzo, cuando inició la crisis sanitaria por el COVID-19, en el Estado de México incrementó 17% el número de llamadas de mujeres denunciando que son víctimas de violencia familiar, informó Hugo de la Cuadra Mendoza, director del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) estatal.

Refirió que de entre Ecatepec, Naucalpan y Tlalnepantla, el municipio de Toluca destaca por el aumento en este fenómeno de violencia dentro de los hogares.

“Hay un incremento gravísimo de violencia familiar. Cada vez es más frecuente ver agresiones a toda hora, dentro y fuera de casa. Lo más preocupante todavía es regresarnos a los tiempos arcaicos en donde pensábamos que el que el hombre le pegara a una mujer tiene que ver con que él es macho”, reprochó.

Explicó que en el número 911 y 089 se reciben las llamadas de mujeres que solicitan ayuda por ser víctimas de violencia, en este último se realizan denuncias anónimas, por lo cual no se solicitan datos personales y aunque facilita la querella, muchas víctimas se rehúsan a continuar con el proceso.

Aunque, dijo, respeta los comentarios que se vierten desde el gobierno federal, “no comparto los números que arrojan, en el Estado de México un aumento en el número de llamadas que son reales”.

Rechazó que sean solicitudes de ayuda “inventadas”, sino que son clasificadas conforme a los protocolos definidos en el catálogo del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.