Foto: Especial
Tener un Taxi en algunas ciudades del mundo ha llevado a la crisis y la desesperación

Hace cerca de 20 años, tener un taxi era una opción que aunque era costosa por la cantidad de permisos e impuestos que el gobierno cobraba, resultaba en ganancias considerables para los operadores.

En México, tener un taxi no es fácil. Revista vehicular, concesiones e impuestos son algunas de las razones por las que muchos taxistas deciden prestar el servicio de manera ilícita.

El servicio de taxis, entonces se vio afectado y en general la idea que se tenía era de que se prestaba un mal servicio.

Entonces llegó Uber, un modelo ‘innovador’ que permitía a los conductores hacer ganancias mediante la plataforma sin pasar necesariamente todos los trámites que un taxi implicaba.

Prometía a los conductores mejores ganancias y el esquema de ‘sé tu propio jefe’ resultó atractivo para muchas personas. No sólo eso, a los usuarios les pareció una de las mejores opciones al tratarse de una plataforma segura y cómoda.

Evidentemente las asociaciones de taxistas no estuvieron de acuerdo. La competencia era demasiada y estaba desfalcando a un servicio y un modelo que por años se había mantenido.

En otras partes del mundo, este fenómeno no ha sido muy diferente. En Nueva York, la competencia que suponen plataformas como Uber o Lyft ha dejado en serios problemas económicos a los conductores.

La crisis financiera, junto con la enorme y casi imbatible competencia, ha hecho que en los últimos meses aumenten alarmantemente los suicidios.

El los últimos cinco meses se han quitado la vida cuatro operadores de taxi, de acuerdo con una investigación del New York Times. Estos sucesos, ya no son aislados, toda vez que cada uno se ha suscitado en un ambiente de crisis por deudas y desesperación.

Aunque el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio ha hecho intentos por regular las plataformas de transporte privado, no lo ha conseguido del todo.

Cabe destacar que las licencias de taxi en Nueva York, hasta hace unos años costaban cerca de un millón de dólares.

De acuerdo con una de las parejas de los fallecidos, consultada por The New York Times, los ingresos de los conductores habían caído un 30% debido a los altos costos operativos de las empresas. Los conductores deben estar muchas más horas para que su trabajo reditúe.

En esa ciudad, Uber realiza cerca de 410 mil viajes al día, según cifras de la marca en febrero.

En México, la empresa cuenta con más de 200 mil conductores registrados y cerca de 1.2 millones de usuarios inscritos.