Sylvana Beltrones, senadora e hija del exlíder priista Manlio Fabio | Foto: Especial
Esto ocurrió luego de que inspectores de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores obtuvieran una memoria USB con información sensible sobre clientes de la oficina mexicana de BPA, explica el periódico

La senadora del PRI, Sylvana Beltrones Sánchez, cerró en 2011 la cuenta que tuvo en la Banca Privada d'Andorra (BPA), en la cual depositó 10.4 millones de dólares entre 2009 y 2010, según el medio El País.

Este cierre ocurrió luego de que inspectores de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México (CNBV) tomaran de la oficina mexicana de BPA una memoria USB con información sensible sobre clientes de la entidad bancaria, según el reportaje.

En ese momento, la legisladora tenía 26 años de edad y no ocupaba ningún cargo público. Su padre, Manlio Fabio Beltrones, era coordinador del PRI en el Senado de la República.

El cierre hecho por la senadora fue declarado por quien gestionó su cuenta, Joan March Masson, ante una jueza de Andorra en 2016, y el editor Luis Alejandro Capdevielle, exsocio de la política en un negocio en Ciudad de México. Beltrones Sánchez y Capdevielle compartían una cuenta en dicho banco, añade el periódico.

Sin embargo, en el momento, no se sabía si entre la información sobre clientes se encontraban datos de Beltrones Sánchez, dijo el gestor de la cuenta en 2016 a la jueza.

De acuerdo con la declaración del exejecutivo, los inspectores del CNBV visitaron "por sorpresa" la sede de BPA en México en busca de información sensible, esto a finales de 2010, pero la legisladora Beltrones cerró su cuenta hasta abril de 2011, cuando Masson informó a Capdevielle sobre la memoria USB, quien a su vez reportó la situación a Beltrones Sánchez.

Tras cerrar la cuenta, Beltrones Sánchez transfirió sus recursos a Capdevielle, quien era abogado y fue diputado federal suplente del padre de la legisladora en 2012, por lo que los fondos no se fueron de la entidad bancaria, indicó El País, según declaraciones ante la jueza del propio Capdevielle.

El medio destacó que el pasado martes 8 de marzo, Sylvana Beltrones manifestó que el cierre de la cuenta que tenía en BPA en 2011 se hizo cuando Capdevielle arregló su situación personal de divorcio, luego de que el abogado transfiriera a la legisladora 9 millones de dólares para "blindar su patrimonio tras su separación", versión que Capdevielle también ha sostenido.

El pasado 10 de marzo, Sylvana Beltrones compartió en sus redes sociales una carta en la que afirmó que no tiene ninguna cuenta bancaria en Andorra y tampoco conoce dicho país. Añadió que siempre ha cumplido con sus obligaciones fiscales y patrimoniales, entre otros temas.