AP
Si creen que las partidas de Le’veon Bell y Antonio Brown dolieron, o causó daño a la autoestima la paliza contra Patriots, pues ahora deberán enfrentar el resto de la campaña sin el ‘Big Ben’

Tal vez Mike Tomlin está en estos momentos evaluando todas las decisiones que tomó junto con la genrencia previo al arranque de la temporada.

Hoy se confirmó que Ben Roethlisberger, autor intelectual de que el corredor Le’veon Bell y el receptor Antonio Brown decidieran partir de Pittsburgh, se perderá el resto de la temporada al tener que someterse a una cirugía del codo derecho, luego de la lesión que sufrió en la segunda derrota de este inicio de campaña por 28-26 contra los Seahawks de Seattle.

Ben Roethlisberger se sometió a una resonancia magnética en su codo derecho el domingo por la tarde y se determinó por el equipo médico de los Steelers que se necesitará una cirugía”, declaró el headcoach Mike Tomlin, a través de un comunicado. “Esperamos que la cirugía sea programada para esta semana. Será colocado en nuestra lista de reservas lesionados y está fuera por la temporada”.

 

El veterano quarterback de 37 años de edad tuvo que salir del del campo casi al término del segundo cuarto, sujetándose el codo derecho, luego de que intentó lanzar un pase en la última serie del equipo en la primera mitad, sin que ningún oponente hiciera contacto con él.

En la tansmisión se vio como “Big Ben” fue brevemente al vestidor, pero regresó a la banca para los últimos dos minutos del segundo cuarto, pero ahí se mantivo en toda la segunda mitad. En ese momento se reportó como cuestionable, pero ya nunca regresó al campo.

El quarterback de segundo año, Mason Rudolph, tomó el relevo en los controles y estuvo muy cerca de conseguir una milagrosa remontada en el último cuarto en su primera aparición en su carrera, logrando completar 12 de 19 intentos de pase y conseguir 112 yardas totales, además de conectar para 2 touchdowns y una intercepción.

La afición de Steelers ya había reprochado la estrategia de la gerencia en el pasado Draft, pues no sólo habían dejado en libertad a dos jugadores estelares (Le’veon Bell y Antonio Brown) por la supuesta petición del propio “Big Ben”, si no que además no se les vio interés por hacerse de los servicios de algún quarterback estelar.

Hay que recordar que Roethlisberger ha estado sufriendo de múltiples lesiones en las últimas temporadas, demostrando que  su cuerpo resiste menos el castigo debido a su veteranía.