El viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes en La Paz, Bolivia. Foto: EFE
Rodolfo Illanes, del partido gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), asumió el cargo de viceministro de Régimen Interior y Policía en marzo pasado.
El viceministro Illanes ha sido cobarde y brutalmente asesinado"...
Carlos Romero, ministro de Gobierno

El viceministro boliviano de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes, fue asesinado a golpes durante la tercera jornada de la protesta minera que paraliza el occidente de Bolivia, tras haber sido tomado como rehén, informó el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero.

"El viceministro Illanes ha sido cobarde y brutalmente asesinado", señaló el ministro en conferencia de prensa esta noche en Palacio Quemado, en medio de un ambiente de tensión en el país.

El ministro Romero relató que el viceministro Illanes, de 55 años, había solicitado ir a la zona de conflicto para dialogar con los dirigentes mineros para exhortarles a que suspendan el bloqueo de carreteras y asistan a una mesa de negociación.

Illanes, del partido gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), asumió el cargo de viceministro de Régimen Interior y Policía en marzo pasado. Antes ocupó otros cargos en los diez años del Gobierno del presidente Evo Morales.

"Fue golpeado hasta la muerte, lo propio ocurrió con su edecán (quien se encuentra hospitalizado). Hay dificultad de recuperar el cuerpo del viceministro, que sigue en Panduro", agregó el ministro de Defensa, Reymi Ferreira.

Además relató a la televisora Red Uno que "el presidente (Evo Morales) está profundamente conmovido como todos por la muerte del doctor Illanes, él era muy querido en sus 10 años de trabajo".

El viceministro Illanes fue tomado como rehén este jueves en el poblado de Panduro. "Los mineros estaban furiosos velando a su tercer muerto. Luego pudimos ver de cerca al viceministro Illanes, estaba fallecido", relató Moisés Flores, director de la radio minera Fedecomin, a la emisora católica Erbol, antes de que se produjera la confirmación oficial. "Tenía un poco de sangre por la nariz", añadió.

También fueron agredidos un fotógrafo del diario "La Razón" y un camarógrafo de la televisora Red Uno.

Unos ocho fiscales del Ministerio Público fueron enviados a la zona de conflicto para investigar hechos de violencia donde fueron detenidos unos 100 mineros, quienes fueron trasladados a la ciudades de Oruro y La Paz.

La violencia en las carreteras bolivianas provocó la reacción de la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia, que pidió al Gobierno la reversión de las licencias de operaciones de las cooperativas mineras.

También tres mineros murieron entre miércoles y jueves en la protesta minera que hace tres días paraliza el occidente boliviano con cortes de rutas que afectan a seis de los nueve departamentos del país.

El viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes en La Paz, Bolivia. Foto: EFE

El tercer minero murió hoy de dos impactos de arma de fuego. Tenía 30 años y pertenecía a la Cooperativa San Pedro del distrito de Viloco.

En la tercera jornada hubo un prolongado enfrentamiento entre mineros y policías en ese poblado del altiplano de Oruro.

También se registraron unos 10 policías heridos y otros 20 mineros con lesiones por disparo de balines de goma, que fueron llevados a hospitales de la ciudad de Oruro y Lahuachaca, poblado de La Paz, informó la emisora Erbol.

Otros dos mineros murieron el miércoles en la serranía de la carretera de la ciudad de Cochabamba, según informaron los cooperativistas.

El fiscal general Ramiro Guerrero confirmó que las dos personas fallecieron por disparos de arma de fuego, aspecto verificado en autopsia por miembros del Instituto de Investigación Forense de la ciudad de Cochabamba.

Antes del asesinato del viceministro, un primer intento de diálogo fracasó en La Paz por la inasistencia de dirigentes mineros.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, acompañado de sus colegas de Economía y Minería, Luis Arce y César Navarro, convocó a otra reunión para mañana. Pero condicionó a que se suspenda el bloqueo de carreteras.

La Iglesia católica de Bolivia instó al diálogo. "Urge de parte de todos optar por el diálogo que, para que sea verdadero, necesita sinceridad y honestidad, único camino responsable y efectivo para solucionar nuestros problemas", destaca el comunicado de prensa de la Conferencia Episcopal Boliviana.

La Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) rechaza el artículo 37 de la nueva ley que permite conformar sindicatos.

"No queremos sindicatos en nuestro sector cooperativo. Todos somos socios y no tenemos una relación de patrón a obrero", precisó el vicepresidente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia (Concobol), Albino García.