Tiger Woods celebra en el hoyo 18 para ganar el Masters 2019. Foto: Reuters/Lucy Nicholson
Nicklaus ostenta el récord con 18 majors en la era profesional. Woods logró su 14to cetro de un torneo grande en 2008, cuando tenía 32 años y se alzó con el título del U.S. Open en Torrey Pines.

Tiger Woods confía en que haber ganado el Masters le permita reanudar la búsqueda del récord de Jack Nicklaus.

Sin embargo, el astro advirtió que si quiere esa marca, deberá protagonizar más “momentos especiales”, como el que vivió en el Augusta Nacional, donde se impuso por un golpe de ventaja para cortar una sequía de 11 años sin conquistar un major.

Lo único que puedo prometerles es esto: que estaré preparado”, dijo Woods al canal GOLFTV, en lo que fue su primera entrevista amplia desde que dejó el Augusta National con el quinto saco verde en su palmarés. “Ahora, en cuanto a si las cosas saldrán o no... uno necesita estar listo en mente, cuerpo y alma para esos cuatro días, y esto no siempre ocurre. Si lo piensan, he estado aquí durante, ¿23 años o algo así?, y sólo ha pasado 15 veces”.

Woods habló con el canal propiedad de Discovery durante 27 minutos, como parte de un acuerdo para proporcionar contenido exclusivo al servicio global de “streaming” de video para esa compañía de medios.

Patrick Reed coloca la chaqueta verde en Tiger Woods de los EE. UU. Después de que Woods ganó el Masters de 2019 en Augusta, Georgia, EU. Foto: Reuters/Brian Snyder

Nicklaus ostenta el récord con 18 majors en la era profesional. Woods logró su 14to cetro de un torneo grande en 2008, cuando tenía 32 años y se alzó con el título del U.S. Open en Torrey Pines.

En aquel entonces, parecía inevitable que Woods quebrara la marca. Luego llegaron cuatro cirugías en la rodilla izquierda y otras cuatro en la espalda, en un periodo de tres años.

Siempre pensé que era posible, si las cosas resultaban a mi favor”, dijo Woods en la entrevista. “A él le llevó toda una carrera llegar a los 18, así que, ahora que yo tengo otra extensión en mi carrera, algo que no pensé que tendría hace un par de años, y si hago lo correcto y todo sale bien, pues sí, hay una posibilidad”.

Woods considera que su victoria en el Masters, la primera que ha conseguido en un certamen a cuya última ronda llega en desventaja, comenzó a fraguarse a mediados del año anterior, cuando tuvo una ventaja fugaz en el Abierto Británico. Luego, presionó a Brooks Koepka hasta el final, para quedar segundo del PGA Championship.

Esos dos majors me permitieron conquistar el otro”, dijo Woods. “Y ojalá que éste que gané me lleve a obtener algunos más”.